Edición Impresa

Iguazú: un enclave de belleza natural a escala mundial

La ciudad de la tierra colorada, cuna de las Cataratas, se posiciona en el mapa turístico como un destino 365. Más vuelos, más turistas y una oferta complementaria que crece en calidad y competitividad.

El turismo es uno de los principales aliados de Misiones. Es la denominada “industria sin chimenea”, generadora de un importante flujo de divisas derivadas de visitantes provenientes de otros países, sin olvidar el movimiento interno, de gente que llega desde todos los rincones de la Argentina. También es amigable con la conservación, al punto de que la provincia se caracteriza por un gran desarrollo del ecoturismo o turismo sostenible, con muchos establecimientos certificados con normas internacionales.

Misiones es naturaleza, ruinas jesuíticas, saltos y cascadas, selva, rutas gastronómicas, senderos que revelan los secretos de la producción de la yerba mate. La provincia alberga -además- un destino que ya es considerado marca país, que es un ícono del turismo global. Ese lugar es Iguazú, con sus bellísimas Cataratas y con una interesante oferta de servicios complementarios que refuerzan la idea de desestacionalizar el destino.

Revolución low cost

Según datos oficiales de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), durante junio último transitaron por el aeropuerto internacional Mayor Carlos Krause, más de 118.000 pasajeros en vuelos domésticos, superando en un 80 por ciento la cantidad de visitantes del mismo mes de 2018, que fue de 66.000. A partir del mes pasado, la terminal aérea de Puerto Iguazú sumó a sus operaciones la ruta El Palomar – Buenos Aires con 3 frecuencias semanales y dos más con destino a Salta, operadas por la empresa JetSmart. Las restantes 15 rutas son operadas por Aerolíneas Argentinas / Austral, Andes, LATAM, Norwegian y Flybondi.

Reformas

El aeropuerto actualmente está en obras. La misma tierra que tiñe de colorado casi todo el territorio misionero le da al Mayor Carlos Krause un look desteñido, pero con aroma a progreso. El proyecto incluye agrandar y remodelar distintas áreas: en primer lugar, la terminal incorporará 10.300 metros cuadrados, que se anexarán a los 8000 existentes. Actualmente se encuentra en ejecución la ampliación de las áreas públicas del hall de partidas y arribos, y se remodelarán, entre otras cuestiones, el sistema de manejo de equipaje, evacuación y accesibilidad y áreas de control.

Iguazú

La experiencia

Estando en Iguazú uno cae en la cuenta de que todavía hay sitios donde el silencio es presencia y plenitud, y sólo es interrumpido por el zumbido del viento o el canto de algún pájaro.

A las pocas horas de llegar uno pierde noción del tiempo. No existe el reloj, no importa a qué hora sale el sol ni en qué momento se oculta. Siempre hay espacio para organizar una excursión.

Caminar es una posibilidad. Salir a recorrer la zona implica sumergirse en paisajes inimaginados entre selva y cascadas. Visitar el pueblo, sobre todo de noche, es uno de los tantos imperdibles. Puerto Iguazú tiene una oferta gastronómica interesante con propuestas fast food, mexicana, comida internacional, excelentes tragos de autor y variedad de cervezas artesanales. Para degustar platos más sofisticados, lo ideal es ir a uno de los tantos hoteles que hay en la ciudad. Dos buenas opciones son el Iguazú Grand Resort y el Panoramic Grand Hotel, este último con imponentes vistas panorámicas al río y a la Triple Frontera.

Otra alternativa que ofrece el destino es hacer una escapada al otro lado de la frontera para disfrutara las vecinas Foz de Iguazú (ideal para tener una visión diferente de las Cataratas) y Ciudad del Este, en plan de compras a bajos precios en mega shopping libres de impuestos.

Iguazú

Cuánto cuesta

A diferencia de lo que sucede con algunos puntos turísticos “for export”, (en la Patagonia, por ejemplo), Iguazú no está dolarizado. Los precios se ajustan a todos los presupuestos. En otras palabras, uno decide cuánto está dispuesto a pagar. Más allá de los gastos fijos, como los tickets para ingresar al Parque Nacional, o las excursiones, en servicios como transporte, alojamiento o gastronomía, la brecha de opciones -y precios- es amplia.

La vedette del destino es -sin dudas- las Cataratas del Iguazú, una maravilla natural, un ícono del turismo mundial que no pierde vigencia (ni esplendor) a pesar del paso de los años. El paseo amerita toda una jornada. Allí todo es conocido. Tres circuitos: Garganta del Diablo, Superior e Inferior y el tradicional trencito para trasladarse de un sitio a otro. Sin embargo, no hay como dejarse llevar, internarse por los senderos del parque y sentir el latido de la selva, descubrir la herencia de los antiguos guaraníes, inmiscuirse en lugares insospechados (siempre que esté permitido), sentarse en algún banco a tomar mate con yerba local mientras se escucha el crujir del agua contra las rocas.

Tomar cientos de fotos con el marco imponente de un paisaje que sorprende a cada paso. El mismo recorrido se puede hacer con luna llena. Es una experiencia que vale la pena disfrutar al menos una vez en la vida.

Experiencia con luna llena

La excursión incluye: traslados nocturnos desde y hacia el hotel, asesoramiento y guía bilingüe.

Duración aprox. : 3 hs.

Precio por persona: $3.400

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario