Economía

Importaciones de Brasil cayeron 53,3% y superávit comercial llegó a u$s 184 millones

Por el lado importador, la contracción respondió tanto a un poder adquisitivo golpeado como a un nivel de actividad que en términos interanuales aún se mantiene en rojo, destacó un informe de Ecolatina.

El comercio bilateral de bienes con Brasil arrojó en marzo un nuevo superávit por un valor de u$s 184 millones, explicado por un nuevo avance exportador (+12,2% interanual), sumado a importaciones que profundizaron su desplome (-53,3% i.a.).

Las ventas al país vecino fueron impulsadas por la depreciación del peso en la segunda mitad de febrero y en marzo, a lo que se sumaron los mayores excedentes exportables dado el contexto recesivo de la economía argentina.

Entre los rubros con mayores avances se destacaron vehículos de carga, trigo y combustible.

En otra línea de análisis, las exportaciones mundiales a Brasil crecieron solo 4% i.a., por lo que los productos argentinos lograron aumentar su participación en el mercado del gigante sudamericano.

Por el lado importador, la contracción respondió tanto a un poder adquisitivo golpeado como a un nivel de actividad que en términos interanuales aún se mantiene en rojo, destacó un informe de Ecolatina.

En este sentido, las principales caídas se pudieron observar en rubros tales como vehículos de pasajeros y carga, autopartes, maquinaria agrícola y laminados de hierro.

“Para los meses restantes de 2019 proyectamos que el intercambio bilateral continuará en recuperación para nuestro país, aunque esta dinámica iría paulatinamente mostrando signos de desaceleración”, indicaron en Ecolatina.

De esta forma, el año cerraría con una balanza comercial prácticamente equilibrada (u$s -100 millones) a raíz de un aumento de las exportaciones en torno a 9% i.a. y un retroceso importador en la zona de 18% i.a.

En cuanto a las importaciones, Ecolatina remarcó que “será clave la evolución del tipo de cambio en un año electoral incierto y su efecto sobre el poder de compra y el nivel de actividad. Asimismo, a medida que vaya transcurriendo el año, las menores bases de comparación que dejó el último tramo de 2018 harán que las caídas de las importaciones se reduzcan”.

Por el lado de las exportaciones, hay un factor adicional a tener en cuenta: el mercado brasilero ha reducido sus expectativas de crecimiento para 2019 durante las últimas semanas (pasando de 2,5% a 2%), lo cual indica que su demanda podría no mostraría crecimientos tan significativos como los proyectados algunos meses atrás, puntualizó el informe.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario