Ambito Nacional

Incómoda, Bruselas elige poner el foco en la violencia

Bruselas - Bajo presión, pero para proponer una solución a la situación de los migrantes, la Unión Europea (UE) pidió ayer una investigación inmediata sobre el ataque contra un centro de detención de refugiados en Trípoli.

“La UE se suma al llamado para que Naciones Unidas lleve a cabo una investigación inmediata sobre quienes perpetraron este horrible ataque”, urgió la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini.

Para la UE, el ataque “es un recordatorio del costo humano del conflicto en Libia, así como de la vulnerable situación de los migrantes atrapados en la espiral de violencia en el país”.

Los responsables europeos defienden “la necesidad de un alto al fuego” y aseguran que la UE “seguirá prestando su pleno apoyo a la ONU y al enviado especial del Secretario General de las Naciones Unidas para lograr un acuerdo político”.

Además, los europeos llamaron “a todas las partes del conflicto” a respetar el derecho humanitario, y aseguran que la UE, en colaboración con a la ONU, trató de evacuar a refugiados y migrantes de la línea del frente.

“Desafortunadamente muchos más están en riesgo y deben ser trasladados a lugares seguros rápidamente para que puedan recibir asistencia y ser evacuados”, apuntan.

En relación con los migrantes que se ven atrapados en el conflicto, los responsables europeos estiman que “el sistema de detención de inmigrantes en Libia tiene que acabar y la migración debe gestionarse respetando plenamente las normas internacionales”.

Agencias AFP

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario