Deportes

Independiente no pudo sostener el triunfo y empató con Lanús

En Avellaneda, ganaba 2-0 con goles de Silvio Romero y terminó igualando por los tantos de Lautaro Valenti y José Sand. El conjunto dirigido por Baccacece no logra la regularidad que necesita para llegar a los puestos de arriba.

Tras un desarrollo que tuvo innumerables situaciones de riesgo y que lo convirtieron en sumamente atractivo, Independiente y Lanús finalmente igualaron 2 a 2, al cabo de un trepidante encuentro disputado en el estadio "Libertadores de América", en el marco de la sexta jornada de la Superliga.

Silvio Romero, a los 23 del primer tiempo y al minuto del complemento, le estaban dando un cómodo triunfo al conjunto que dirige Sebastián Beccacece. Sin embargo, el "Granate" descontó a los 3 mediante un tiro libre de Lautaro Valenti, en tanto que el legendario José Sand, a los 8 minutos, equilibró las definitivamente las acciones.

Cuando parecía que el "Rojo" se alzaba con una demorada victoria, un inexplicable quedo comprometió la misma hasta llevarlo a correr el riesgo de perder el match.

La motivación del "Rey de Copas" por conseguir tres puntos que no lo aleje de la cima del torneo y la imperiosa necesidad del elenco comandado por Luis Zubeldía por reforzar su disminuido promedio, se dieron la mano para que el trámite se hiciera vertiginoso y de ida y vuelta desde el mismo pitazo inicial de Mauro Vigliano.

El dueño de casa no logró acomodarse ya que en los primeros minutos jugó al compás de su impaciente parcialidad y solo consiguió tranquilizarse promediando la etapa cuando el certero Silvio Romero con un toque sutil aprovechó una buena cesión de Gastón Silva desde la izquierda para vulnerar al arquero Agustín Rossi.

Hasta la llegada del descanso se vio la mejor versión del "Rojo", aunque sin la profundidad que logró plasmar en el cotejo jugado ante Colón, dando la sensación que en muchos ataques parece jugar al mismo ritmo que los espasmódicos movimientos que ensaya su orientador táctico desde el corralito demarcatorio.

A todo esto un Lanús un tanto tímido, recién procuró acercarse a Martín Campaña con muchos efectivos una vez en desventaja y cuando su rival estaba en su momento más álgido en lo que se refiere a su autoestima.

El tanto del implacable Silvio Romero (no gritó ninguno de las dos conquistas por su pasado en Lanús) tras una buena habilitación de Pablo Pérez pareció darle el sosiego suficiente al local para encarar el trámite posterior.

Pero el inmediato descuento de Valenti, tras un tiro libre que "inventó" el astuto Sand con la complicidad del muy resistido Alexander Barboza y luego que la pelota se desviara en la nutrida barrera, lo devolvió al partido.

Sin ningún indicador capaz de calibrar su notoria defección, Independiente le cedió la iniciativa a su oponente brindándole la posibilidad de llegar a un empate que minutos antes se asemejaba a una quimera.

Embed

Un tiro de esquina ejecutado por Nicolás Pasquini desde la derecha encontró un defectuoso despeje de Jorge Figal que fue recibido por el siempre vigente Sand, quien con absoluta sabiduría dominó el balón y luego definió impulsando el mismo cerca del travesaño para dejar sin reacción al guardavallas uruguayo del anfitrión.

No conforme con la inesperada igualdad, Lanús se mostró luego en mejor forma y le empezó a perder el respeto a su contrariado rival y hasta tuvo la chance de conseguir la victoria luego que el infatigable "Pepe" hiciera lucir a Martín Campaña, quien con la ayuda de su palo derecho evitó el triunfo visitante, a los 40 minutos.

Dicha eventual conquista hubiera sido un justo premio a quien por escándalo resultó el mejor jugador del cotejo y a la vez un merecido castigo para un Independiente que no supo manejarse inteligentemente tras colocarse dos goles arriba en el marcador y que resultó presa fácil de los intolerancia que dejaban traslucir sus pobladas graderías después de otra actuación fallida.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario