Abogado del condenado a muerte  Víctor Saldaño: "La Cancillería argentina complicó el caso"

Información General

Juan Carlos Vega aseguró que la presentación de clemencia presentada por el Gobierno argentino ante la Justicia estadounidense "complicó" la situación de su defendido. El pedido a Donald Trump.

Juan Carlos Vega, abogado del cordobés condenado a muerte en Texas Víctor Saldaño, aseguró que la presentación de clemencia presentada por el Gobierno argentino ante la Justicia estadounidense “complicó” la situación de su defendido.

Según explicó Vega a radio Continental, el canciller Jorge Faurie presentó sin consultar a la familia de Saldaño un recurso ante el máximo tribunal de los Estados Unidos para evitar la ejecución. “La situación se complicó por la presentación de la Cancillería argentina, porque presentaron un pedido de indulto sin consentimiento mío ni de la madre de Saldaño”, afirmó el letrado.

La novedad en el caso llegó este lunes, cuando la Corte Suprema de los Estados Unidos rechazó el escrito de la Cancillería y se negó a revisar el caso, por lo que ahora sólo resta determinar la fecha de su ejecución. Lidia Guerrero, madre de Saldaño, tomó con resignación el fallo y consideró que "está muerto en vida", mientras que dijo que está "tranquila" porque se hizo "todo lo que hay que hacer".

Vega recordó que el cordobés fue condenado a muerte en dos ocasiones por participar de un crimen en Dallas, pero que luego se revocaron esas sentencias, y que ahora solo está vigente una orden de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que insta al gobierno de Donald Trump a liberarlo.

“La única sentencia que existe es la de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en el cual se culpa a Estados Unidos por violación de los derechos. Saldaño es técnicamente inocente”, advirtió el abogado.

El defensor legal admitió que en abril pasado Saldaño le dijo a su madre Lidia que le habían anticipado que la fecha de la ejecución con inyección letal estaba prevista para noviembre. El día anterior a recibir a su mamá, Víctor se entrevistó con su ex abogado estadounidense John Miller, quien le habría anticipado esa decisión letal.

Vega participó la semana de una audiencia convocada por la CIDH con funcionarios de la embajada de EEUU en la Argentina y representantes del Departamento de Estado de Trump. Allí, el abogado del cordobés aclaró que la presentación de clemencia de la Cancillería no tuvo nada que ver con su estrategia judicial y exhortó a las autoridades norteamericanas a cumplir con la Resolución N° 76 del 2016, donde declaró a EEUU responsable de múltiples violaciones a los derechos humanos.

Saldaño está preso desde los 23 años en el “corredor de la muerte” de una cárcel de Texas. Su celda mide 2 metros por 80 centímetros. “Su vida depende de Texas, después de años de tortura. Si van a cumplir el mandato de la Corte Interamericana de liberarlo, no se puede saber porque la posición de ellos es cumplir lo que quieren. Es inminente la ejecución hace años”, remarcó Vega.

Sentenciado a muerte por un crimen

El 25 de noviembre de 1995, Saldaño, actualmente de 46 años, y un cómplice mexicano secuestraron a Paul King en el estacionamiento de un supermercado y lo llevaron a las afueras de la ciudad de Plano (norte de Dallas), donde el cordobés lo mató a tiros y le robó un reloj y 50 dólares.

Saldaño fue condenado a muerte en julio de 1996, por homicidio, mientras que en mayo de 2000 el Procurador General de Texas reconoció que la sentencia fue errónea por estar basada en un concepto racista.

Por esa razón, en junio de ese mismo año, se revocó la condena a muerte, pero en 2001 la legislatura de Texas aprobó una reforma al código de procedimientos penales del Estado y determinó que no se podrán presentar argumentos respecto a la raza o etnia de un acusado como evidencia de ser más propenso a una conducta criminal. A esa reforma se le llamó Ley Saldaño y después, en 2006, se inició un nuevo juicio y en noviembre de ese año lo volvieron a condenar a muerte al argentino.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario