Vivencias de la pandemia en el mundo: de la cuarentena a la solución por big data

Información General

Pocos gobiernos tomaron la extrema decisión de autoaislarse. Mientras tanto, el virus gana terreno y transforma la cotidianidad en un ámbito desconocido.

El coronavirus se expandió por cada rincón del planeta. Pero no todos los países atraviesan esta lucha de igual manera. Los gobiernos tomaron distintas medidas: mientras que algunos se concentran en mantener a sus pueblos aislados, otros prefieren desarrollar el big data para controlar la pandemia. Aquí, una serie de testimonios de argentinos que residen en diferentes partes del globo y cuentan cómo viven el temido coronavirus.

Corea del Sur: Tomás Pochtaruk-24 años-máster en composición musical. “Hace unas semanas hubo una explosión de casos en la Ciudad de Daegu, lo que generó un poco de descontrol, pero el gobierno actuó rápido testeando a más de 20.000 personas. El gobierno también comenzó a distribuir barbijos directamente a las farmacias, organizando un sistema de compras (por ejemplo, si tu año de nacimiento termina en 8 o 3 podes comprar barbijos los miércoles, si termina en 9 o 4 los jueves, etc). Como Corea tiene riesgo de tormentas severas y terremotos frecuentes, ya existía una red de alerta muy sofisticada para informar a la población y se puso en uso con la epidemia. Cada vez que se diagnostica un nuevo caso en la ciudad, aparece una alerta de emergencia en tu teléfono con un listado de los movimientos de la persona infectada en las dos semanas previas. De esa manera, cada uno sabe si necesita autoaislarse o no. Estas medidas, hicieron que la tasa de nuevas infecciones hayan bajado de cientos a sólo docenas por día. Particularmente, lo que más me afectó es que el nuevo cuatrimestre de la universidad se postergó por un mes. Más allá de eso, ahora ya todo anda relativamente como siempre, con la excepción de conciertos o lugares como gimnasios. Los restaurantes y bares ahora están abiertos, aunque se ve bastante menos gente en los barrios donde se concentran los boliches. De todas maneras, la gente está andando por la calle, yendo a parques y playas. En general, es una atmósfera muy calma y tengo mucha suerte de estar viviendo acá en este momento. Casos confirmados: 8.961. Fallecidos 110.

Canadá: Sofía Silberberg, 52 años, licenciada en Matemática: “Acá no se estableció una cuarentena obligatoria, pero de todos modos la gente lo está haciendo. Lo que se pidió es distanciarse. La mayoría está trabajando desde su casa y prácticamente no hay nadie en la calle. Los supermercados grandes dejan entrar hasta 50 personas al mismo tiempo. En los negocios, se debe esperar parado afuera a dos metros. Para productos esenciales, como la leche, huevos, papel higiénico sólo te dejan llevarte dos unidades, de modo que la gente no barra con todo. El gobernador de Ontario, donde vivo yo, anunció hace pocas horas, que a partir de mañana se deben cerrar todos los negocios, salvo los esenciales: farmacias, alimentos y parece que también quedarán abiertas las licorerías. La educación en Canadá es de regulación provincial, así que cada una decidió cuándo cerrar las escuelas. Acá, se cerraron por tres semanas, pero nadie espera que se reinicien tan pronto”. Casos confirmados: 1300. Fallecidos: 19

Brasil: Marina Moura, 26 años, diseñadora gráfica. “Acá la gente siente, que el gobierno de Bolsonaro está minimizando mucho el tema. Casi todos los días a las 20.30 hay un cacerolazo contra su gobierno, porque hace unas semanas hubo una marcha a su favor, y si bien él la desaconsejó, se hizo igual y hasta el mismo fue, cuando confirmaron hay gente de su gabinete infectada. La gente se está autoaislando pero no hay una cuarentena obligatoria en el país, siguen funcionando los medios de transporte y se ve gente en la calle. El gobernador de San Pablo, decretó la cuarentena a partir de mañana, es sólo acá. Otro tema que preocupa, es el sueldo de los autónomos o los que ganan por día, por lo que hay una fuerte movida para que puedan seguir ganando dinero mientras todo está parado”. Contagiados: 1.500. Fallecidos 25.

España: Natalio Affonso, 45 años, comunicador. “Vivo en Madrid. Estamos en cuarentena desde hace varios días, no salimos. Solo cada tanto al supermercado. A nivel laboral, el gobierno anunció que van a dar ayudas, pero los que están más descubiertos son los autónomos y empresarios chicos. De todas maneras, tampoco hay una ley que proteja el trabajo por lo que se puede despedir gente. A nivel educativo, tengo un niño en tercer grado. Los profesores le dieron deberes para 15 días pero ya extendieron la cuarentena. La comunidad de Madrid, a través de la Secretaría de Educación puso a disposición de los profesores un portal para que puedan hacer una web y colgar ahí sus tareas, pero está colapsado, así que nos lo mandan por mail. A nivel salud, lo que te enteras es que si tienes algún síntoma, hay que llamar a un teléfono para que e hagan un test de coronavirus en tu casa, aunque también escuché que está casi siempre colapsado. Casos confirmados: 33.089. Muertos 2182.

Australia: Verónica Ramos Mejía, 31 años, ingeniera. Hay mucho caos y confusión. Ayer, habló el premier de Victoria, donde vivo yo, y dijo que iba a haber un “locked down” general. Después, el primer ministro dijo que la prioridad de Australia es la educación, por lo que los colegios van a seguir abiertos. Hay mucha controversia, la gente no entiende qué hay que hacer ni qué van a mantener abierto. Nosotros por la conexión que tenemos con Argentina, no salimos prácticamente. Yo trabajo en una multinacional y me dieron la orden de no ir, pero para todo lo que es empresa australiana implementaron políticas que llaman 50-50, arman equipos para asistir a la oficina. La gente se sigue tomando el transporte púbico, sigue yendo a trabajar, a correr. Los que están en la industria de hospitality, por ejemplo restaurantes, sí están cerrados, pero funcionan para take away. Se cuestiona al Gobierno porque tardan mucho en tomar las decisiones, pero plantean que quieren armar algo que sea sostenible en el tiempo, que achate la curva, pero que no sea tan duro para la economía. Esta mañana, el primer ministro ya dijo que el impacto económico que se va a vivir va a estar en el nivel de la Segunda Guerra. Acá dicen que, como va a durar unos 6 meses, no se puede hacer un locked down completo. Siguen mucho a lo que hace Inglaterra. Las medidas se van tomando día a día. Contagiados: 1717. Muertos :7.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario