Un exclusivo McLaren será aplastado porque su dueño quiso evadir impuestos

Información General

Intentó hacerlo pasar por un Porsche Cayman para ahorrarse 250.000 euros. Fue descubierto por agentes de la aduana.

Un ciudadano filipino quiso hacer una avivada al comprar su lujoso McLaren 620R y le salió mal: la aduana los descubrió intentando evadir impuestos y decidió destruir el vehículo.

El hombre en cuestión quiso hacer pasar su flamante McLaren por un Porsche Cayman. Mientras que la tasa impositiva del vehículo alemán eran de aproximadamente 26.000 euros, por el bólido de origen británico tendría que haber tributado 275.000 euros.

Cuando el contenedor llegó a Filipinas fue seleccionado para inspección. Fue allí cuando los agentes descubrieron la estafa e incautaron el vehículo.

En una primera instancia la decisión es la de aplastar el McLaren 620R y luego mandarlo a desguace. La misma debe ser confirmada por el poder Ejecutivo, algo que generalmente ocurre.

El McLaren 620R es un imponente deportivo de 620 caballos de potencia. La automotriz inglesa apenas produjo 225 unidades de este exclusivo modelo.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario