A pedido de Ciudad, una parte del Riachuelo será navegable

Información General

Acumar dio pedido a los representantes porteños luego de que se tomaran en cuenta reclamos de vecinos y ONGs. La prohibición, nacida como "medida provisoria", regía desde 2011.

Un tramo del Riachuelo quedará abierto a la navegación luego de que representantes de la Ciudad de Buenos Aires obtuvieran un reconocimiento unánime de Acumar el pasado 22 de noviembre. Solicitaron a la autoridad judicial el levantamiento de la prohibición de navegar en el tramo Vuelta de Rocha / Barraca Peña.

En el año 2011 el Juzgado Federal de Quilmes, a pedido de Acumar, había dictado la prohibición de la navegación en el Riachuelo para favorecer las tareas de limpieza de márgenes y remover obstáculos en el curso de agua.

La restricción había alcanzado a todo tipo de naves a excepción de las vinculadas con la seguridad, a cargo de Prefectura y con las de limpieza de márgenes y espejos de agua a cargo del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y del propio Acumar.

Esta prohibición había comenzado como una medida provisoria y se instaló como definitiva mientras las tareas de limpieza de márgenes y espejos de agua, así como las relocalizaciones avanzaron. Pero los representantes de la Ciudad en Acumar, argumentaron que había que darle lugar a los reclamos de los vecinos, los comerciantes y las ONGs barriales y nacionales, que veían a la navegabilidad del riachuelo como fuente de comercio, trasporte, recreación y turismo.

La representación de la Ciudad en Acumar estuvo conformada por la doctora Luciana Setti y el licenciado Antonio Demarco. Durante la exposición, Demarco señaló: “Pedimos el levantamiento de la prohibición de navegar en unos 1200 metros del Riachuelo en donde se concentra tal vez su mayor porcentaje de valor patrimonial, las antiguas barracas, los edificios de influencia itálica e hispánica, los astilleros”.

“El compromiso de la Ciudad de Buenos Aires con la recuperación de la zona sur y del Riachuelo en particular esta a la vista, se ve en la limpieza de las márgenes, en la limpieza de Vuelta de Rocha, en las relocalizaciones de familias que vivían miserablemente casi sobre el agua, en las acciones concretas en materia de salud y educación, en el control de efluentes industriales, en la construcción del Sistema Riachuelo para terminar con los volcados de cloacales al curso de agua. Ese compromiso no se detiene ahí, se mejora se profundiza ahora pidiendo su navegabilidad, sabemos que el Riachuelo es un curso de agua federal pero no podemos evitar sentirlo muy porteño y cuidarlo y defenderlo como hacemos con el resto de la Ciudad de Buenos Aires”, agregó.

Terminado el debate, el Consejo Directivo de Acumar resolvió por unanimidad

“iniciar los trámites necesarios a fin de elevar a consideración del juzgado el levantamiento de la restricción de la navegabilidad del Riachuelo con fines recreativos, culturales y ambientales entre Barraca Peña y su desembocadura”.

Conocida la resolución el arquitecto Gustavo Cañaveral, autor del Proyecto Riachuelo Corredor Turístico Productivo Ribereño expresó que “es una medida en la dirección correcta pero tardía e insuficiente, sin duda la nueva gestión nacional en Acumar va a llevar adelante el postergando saneamiento de la cuenca, su desarrollo productivo y hará navegable la totalidad del curso del Riachuelo”.

Silvana Canziani, de los Vecinos de la Calle Irala y dirigente ambiental de La Boca manifestó que “es un paso adelante para los vecinos que desde años venimos reclamando que se levante la prohibición de navegar. La Boca, Vuelta de Rocha no se entienden ni se completan sin la navegación de sus aguas”

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario