Villa Gesell: se derrumbaron tres balcones de un edificio

Información General

Sucedió el domingo a la mañana sobre la Costanera. El inmueble fue desalojado y se aguarda el informe pericial. Desde el Municipio aclararon que los responsables del estado y mantenimiento del edificio son los propietarios.

El balcón del tercer piso de un departamento cedió y arrastró en la caída a los otros dos que estaban debajo, sin causar heridos. Sucedió frente a la costa de Villa Gesell. El edificio fue desalojado mientras se aguarda el informe pericial sobre lo que ocurrió.

El desprendimiento ocurrió en la mañana del domingo, en medio del temporal, en el edificio "Gufi Yiyo" ubicado en la Avenida Costanera N°69, entre Buenos Aires y 301. Hugo Piris, titular de Defensa Civil y Jefe de bomberos de Villa Gesell, mencionó: "Nunca había pasado esto en el Partido. Ahora personal de Obras Públicas, ingenieros y arquitectos, realizarán los estudios pertinentes para saber cómo se encuentra el inmueble en sí. Es una construcción de unos 30 o 40 años, que a simple vista tenía cierto grado de mantenimiento, estaba pintada", según informa Télam.

Cayeron tres balcones Villa Gesell enero 2020

Desde la Fiscalía, a cargo del doctor Juan Pablo Calderón, de la Unidad Funcional de Instrucción Descentralizada 4 de Pinamar, se informó que mientras se esperan los informes periciales el edificio permanece deshabitado hasta que se asegure que el resto de la mampostería. El balcón más alto, de 6 metros de altura, generó al caer un "efecto dominó" con los otros dos.

Antecedentes

El 27 de enero de 1992 en Pinamar, en plena temporada de verano, cedió un balcón y fallecieron cuatro jóvenes turistas. El accidente ocurrió en el octavo piso del edificio Ática I. Juan Seoane, Matías Albani, Cristián Tiss y Juan Janón, de entre 16 y 18 años, murieron en el acto.

Los responsables de la construcción del inmueble, los hermanos Juan y Andrés Majesky, recibieron una condena de tres años de prisión en suspenso y 9 de inhabilitación profesional. Por su parte, el maestro mayor de obras, Juan Alittis, fue sancionado con dos años de prisión en suspenso y también 9 años de inhabilitación.

Seis años después del hecho, en el juicio civil, la justicia de Dolores condenó a la municipalidad de Pinamar a pagar a los padres de las cuatro víctimas fatales la suma de un millón de pesos en total.

Embed

El mantenimiento del edificio "Gufi Yiyo" es responsabilidad de los propietarios

Según pudo saber Ámbito, en las últimas horas el intendente de Villa Gesell Gustavo Barrera mantuvo varias reuniones con funcionarios de la Secretaría de Planeamiento, Obras y Servicios Públicos para interiorizarse sobre el derrumbe. “Inspeccionaron la obra y dieron soporte de escombros”, detallaron las fuentes consultadas por este medio, quienes diferenciaron este caso de la tragedia de Pinamar.

La edificación sobre la costanera fue construida en 1976 y cuenta con la habilitación de planos y obra correspondientes. “El edificio tiene más de 40 años de antigüedad y los propietarios no poseen un administrador que controle el estado general. La municipalidad no tiene poder de control, por ser un edificio privado”, aclararon.

Los responsables del estado y mantenimiento del edificio son los dueños, recalcaron. “La municipalidad controla los planos y la obra, pero en edificios construidos con los papeles aprobados por el propio municipio. Luego, el control lo tienen que ejercer los propietarios, a menos que hagan agregados de obra al plano original”, explicaron a este medio desde Gesell.

“Con los balcones del '92 no se controló el agregado de obra. En este caso es mal mantenimiento de los propietarios y sin poner un administrador que efectúe los controles”, remarcaron.

Vecinos aseguran que una mujer de nombre Roxana sería la administradora, pero hay dudas si fue designada formalmente. Se habría hecho cargo del edificio “hace poco”, subrayaron.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario