Espectáculos

Innecesaria "Maléfica 2"

Vestuario, dirección de arte, efectos especiales de toda clase, maquillaje, peluquería, fotografía, jardinería, una escuela de carpintería, un enorme departamento de animación, una orquesta incansable que cansa al público, cientos de extras, decenas de dobles de acción y actores de reparto, con o sin alas, amén de choferes, custodios, cocineros, personal de servicio, prensa, cuánta gente se necesita para algo que, como decía el maestro David Lean, “se prepara en dos años, se filma en dos meses, se impone en dos semanas, se ve en dos horas y se olvida en dos minutos”.

Eso sí, durante esas dos horas el enorme presupuesto de la película debe lucirse a pleno en la pantalla. Y acá se luce ostentosamente. Y aunque no están para el Oscar, igual se lucen Angelina Jolie, extrablanca y delgada; Elle Fanning, blanca sonrosada como las niñas de los viejos cuentos, y Michelle Pfeiffer, vestido blanco enjoyado y alma negra y taimada. Luchan la madrina contra la suegra de la joven prometida, y el mundo de los humanos inhumanos contra las (y sobre todo los) “dark fairies” y demás frikerío parameño, es decir, del Reino del Páramo (¿por qué le dirán Páramo, si no es nada yermo?).

En el medio están el príncipe bueno, el rey bueno que queda dormido (esta vez le toca al rey), los morochos Chiwetel Ejiofor y David Gyasi, porque con la corrección política no todos pueden ser blancos, y Sam Riley, que como humano parece el nieto de Stuart Whitman y como cuervo parece un Muppet. Para oídos atentos: un rapidísimo saludito musical a “Rio” cuando alguien remonta vuelo a último momento. Principales responsables, Jolie, protagonista y productora, y el noruego Joachim Ronning, director que en su país hace “Kon-tiki” y otras buenas películas, y en Hollywood hace “Bandidas” y la última de “Piratas del Caribe”, todo sea por llevar el pan a la casa.

“Maléfica. Dueña del mal” (Maleficent. Mistress of Evil, EE.UU., 2019). Dir.: J. Ronning. Int.: A. Jolie, M. Pfeiffer, E. Fanning.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario