Ambito BIZ

Innovación: un tema de vida o muerte

Por Gustavo Carlos Mangisch

El sábado pasado en una charla de café con unos amigos les decía que para solucionar los temas que nos angustian, el único camino que nos queda es atrevernos a innovar. Casi sin pensar lo que les había dicho me respondieron descreídos: "Qué vas a innovar en Argentina con todos los problemas que tenemos". Me quedé pensando si no tendrían razón, pero inmediatamente recordé una antigua y simpática historia medieval.

Cuenta que un hombre, para que no se condenara a un amigo del rey, era injustamente acusado de haber cometido un asesinato. Fue llevado a juicio sabiendo de antemano que no tenía ninguna posibilidad de salvarse de morir en la horca. El juez trató de dar todo el aspecto de un juicio justo e imparcial y le propuso al acusado el siguiente desafío:

- Como sabemos que sos creyente, pondremos tu destino en las manos de Dios. Escribiremos en dos trozos de papel las palabras "culpable" e "inocente". Vas a elegir uno y será la voluntad de Dios la que decida tu destino.

Obvio, el juez había escrito en los dos papeles la palabra "culpable". La pobre víctima sabía que no tendría ninguna escapatoria. En ese desfavorable contexto ¡no había salvación posible!

El acusado se quedó en silencio unos segundos con los ojos cerrados como si estuviera rezando, luego los abrió y con gran seguridad y una inmensa sonrisa tomó uno de los papeles, lo mostró a los presentes, se lo puso en boca y se lo tragó. Indignado y enojado el Juez le reprochó:

-¿Pero qué hiciste insensato? ¿Y ahora cómo vamos a saber el veredicto?"

-Es muy fácil, (respondió el hombre todavía sonriendo), hay que leer el papel que queda y sabremos lo que decía el que yo elegí y me tragué.

En medio de un gran bullicio en la sala y ante la evidente desilusión del juez, no tuvieron más remedio que liberar al acusado.

¿Cuántas veces nosotros mismos y nuestras empresas o instituciones vivimos situaciones inesperadas e incluso injustas? ¿Cuántas veces enfrentamos circunstancias para las que no estamos preparados? ¿Cuántas veces la profundidad de los desafíos los hace tan complejos y tan grandes que parecieran no tener solución?

El impacto cultural, económico y social que produce la globalización y la revolución tecnológica de la última década, muchas veces parece colocarnos (como a nuestro amigo del cuento), frente a un destino terrible y catastrófico. Pero por fortuna, allí también emerge la imaginación, el ingenio humano, la creatividad, la capacidad de inventar y crear soluciones desconocidas, inesperadas e innovadoras.

Frente a este tiempo de encrucijada: ¿puede la innovación ayudar a que las nuevas tecnologías mejoren sustancialmente la producción de alimentos, la eficiencia empresarial e industrial, la gestión del Estado, de la educación y la democracia?

¿Cómo aprovechar las transformaciones de los recursos naturales y la energía para preservar el medio ambiente y reconstruir un planeta más humano? ¿Qué hay que innovar en la educación para formar anticipadamente a los talentos del futuro frente a trabajos que todavía no existen? ¿Cómo podemos estimular la creación de trabajos innovadores y sostenibles?

Proponer respuestas creativas e innovadoras a estas cuestiones y otras parecidas, es nuestro gran desafío en el futuro.

* Director de Innovación y Calidad en Educación / FORUM EXC + Global Innovation Summit 2018 (GIS 2018)

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario