Deportes

Insólita justificación de la barra de Inter para explicar que "los gritos de mono" no son racismo

El "órgano oficial" de la Curva Norte le escribió una carta abierta a su delantero, Romelu Lukaku, para explicarle que se trata de una maniobra de distracción. El sábado, los hinchas del Cagliari se lo hicieron cuando iba a patear un penal.

Un grupo de barras del Inter de Milán escribió una carta abierta al delantero belga de su equipo Romelu Lukaku, objeto el domingo en Cagliari de "gritos de mono", para asegurarle que esos cánticos no eran racistas.

"Hola Romelu (...) Sentimos mucho que hayas pensado que lo que te ocurrió en Cagliari sea racismo", comienza la misiva de los barras publicada en la página de Facebook Urlo della Nord, que se presenta como "el órgano oficial" de la Curva Norte, la zona de San Siro donde se ubican los principales grupos “ultra” del Inter.

"Debes comprender que Italia no es como muchos otros países europeos en los que el racismo es un verdadero problema. Entendemos que no lo puedas creer, pero es así", prosiguen los autores del comunicado.

"En Italia tenemos algunas fórmulas para ayudar al equipo y tratar de poner nerviosos a nuestros adversarios, no por racismo, sino para provocar su fallo. Somos tifosi multiétnicos y siempre hemos recibido bien a nuestros jugadores, vengan de donde vengan. Pero nosotros también utilizamos en el pasado ciertos métodos contra los jugadores rivales y probablemente lo volveremos a hacer", añaden.

"No somos racistas, no más de lo que lo son los tifosi del Cagliari", inciden los ultras interistas.

El domingo por la noche en Cagliari, fueron escuchados "gritos de mono" en el momento en que Lukaku se disponía a lanzar un penal para el Inter, que logró convertir dando la victoria a su equipo (2-1), mientras gritos audibles por la televisión italiana siguieron sonando unos segundos.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario