Edición Impresa

Intendentes cierran filas con fórmula Fernández

El PJ mostró unidad en un encuentro que incluyó a 47 jefes municipales. Su opinión sobre los candidatos presidenciales y el deseo de un intendente gobernador.

El anuncio de la fórmula compuesta por Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner para las PASO presidenciales de agosto provocó una ola de reacciones tanto internas como externas. Más allá de que casi todos los actores nacionales estaban a la espera de saber si la expresidenta saldría a jugar, la mayor cuota de esa ansiedad electoral empezaba a sentirse con más fuerza en la provincia de Buenos Aires, principalmente en el Conurbano.

Y es que, a partir de este lanzamiento, son muchos los intendentes que volvieron a respirar y a confiar en que la figura de la actual senadora elevará aún más sus chances concretas de revalidar un nuevo mandato en sus distritos.

Es más, muchos consideran que el tándem con Alberto los posiciona aún mejor para aquellos peronistas más de riñón que no se sentían cómodos a la hora de votar en primera persona a CFK.

“La fórmula con Alberto adquiere la moderación y el gesto de Cristina de pasar a un segundo plano, muestra que lo importante es la unidad. Se conservan los votos de Cristina y es muy posible que se suba un techo que ya venía creciendo pero que ahora sumará más votos”, asegura un intendente del oeste.

Para Alberto Descalzo, jefe distrital de Ituzaingó, el mensaje que expone la fórmula es “primero la Patria, después el Movimiento y por último los hombres. Y eso es lo que siempre llevamos en alto los peronistas. A partir de ahí un buen equipo con propuestas que saque a la Argentina adelante a nivel económico, político y social, para reconstruir el desastre económico que dejó este Gobierno. Fue una sorpresa muy grata para todos y demuestra un gran gesto de humildad de Cristina. Alberto Fernández es, sin duda, un compañero valioso que, además tiene capacidad, es militante peronista, tiene una historia larga dentro de la política y una experiencia enorme. Sin ir más lejos estuvo junto a Néstor en los momentos más difíciles del país”.

Desde Tigre, fuentes municipales aseguran estar “muy contentos porque se termina posicionando la misma idea que nosotros planteamos acá en 2017: que el peronismo debe estar unido”.

Para Andrés Watson, intendente de Florencio Varela, “la fórmula muestra a una Cristina que está en una gran etapa conciliatoria, y hasta de renunciamiento, entendiendo el rol que ocupa como líder de la oposición. Sumar a Alberto, quien siempre fue un conciliador, es un paso muy bueno para esta etapa de refundación luego de que Macri nos puso de rodillas ante el FMI”.

Fernández

Cumbre

Durante el pasado martes, un grupo de 47 intendentes peronistas de la provincia se juntaron en Cañuelas bajo el lema de “Es con todos”. La reunión tuvo como principal tema el fuerte apoyo a la fórmula Fernández-Fernández, la crítica a las políticas del macrismo y un pedido postergado: el deseo de que un intendente sea el próximo candidato a gobernador de la Provincia. En esa línea, un jefe municipal del sur sostuvo que “no tenemos ninguna intención de hacer planteos desmedidos. Lo que prima acá es el concepto de unidad. Todos entendemos que esta fórmula nos suma a cada uno en su distrito, pero también necesitamos acompañar esta lucha unidos, sin peleas entre nosotros, con el objetivo de consolidar a uno de los nuestros como candidato para una Provincia ausente que limita nuestra autonomía y no nos da las respuestas que necesitamos”. Los candidatos más firmes siguen siendo los mismos: Martín Insaurralde y Verónica Magario.

El cónclave contó con la presencia de casi todos. Llamó la atención la ausencia del intendente y presidente del PJ de José C. Paz, Mario Ishii. Pablo Mansilla, hombre cercano al mandamás, tuvo que salir a aclarar que el paceño no formó parte del encuentro sin precisar el por qué.

La presentación de la fórmula y, en particular, la figura de Cristina en la boleta, levanta la intención de voto de muchos intendentes como Walter Festa, en Moreno, y hasta vuelve a posicionar a diferentes dirigentes peronistas que hoy son oposición en diferentes municipios gobernados por Cambiemos. Es ahí donde se apoyan, ahora con más fuerza, los futuros candidatos del PJ en Quilmes y Tres de Febrero y del cristinismo en Ezeiza, donde ya le empezaron a buscar reemplazante y competidor a Alejandro Granados, otro de los que no apareció por Cañuelas.

Para Descalzo, la fórmula tuvo impacto positivo en el municipio. “la gente lo tomó de manera muy favorable y eso nos va a ayudar a seguir una intendencia peronista, recuperar el gobierno de la Provincia. Con la fórmula vamos a reconstruir nuestro país y recuperar la esperanza”.

Retoma el intendente del oeste, quien asegura: “Estamos muy bien. Con una imagen positiva del 60 por ciento. Todo el peronismo está de un lado y solo La Cámpora impulsa a otro candidato. Pero es un kirchnerismo que quiere jugar en varios distritos pero que no va en línea con la visión de los intendentes de que tenemos que unirnos”.

Con las cartas ya jugadas, el próximo paso será la reconfirmación de que todos los intendentes peronistas irán por un nuevo mandato. Siempre a la espera de que, a la vez, se confirme quién será el encargado de disputarle la Provincia a Cambiemos.

Pese a que Axel Kicillof se muestra cada vez más sostenido, y consolidado, en las encuestas, habrá que ver cuánto de este pedido de los intendentes será escuchado de parte del armado nacional. Un punto de tensión que, pase lo que pase, todos aseguran que no romperá con la idea madre de ir todos juntos por la refundación del peronismo.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario