Edición Impresa

Jefe de fiscales sobre Stornelli: "No es una situación agradable pero aún no puedo emitir juicio"

El funcionario dejó en claro que cumple con los procedimientos debidos en cuanto al D'Alessio-gate.

El procurador general interino, Eduardo Casal, expuso ayer en la comisión bicameral que controla al Ministerio Público, donde el cristichavismo lo esperó con venenosos dardos sobre su intervención con respecto al jugueteo de Carlos Stornelli en el denominado D’Alessio-gate. Ante la declaración de rebeldía del fiscal de la causa de los cuadernos-coimas, el funcionario nacional dejó en claro que si bien “no es una situación agradable”, no es momento aún de “emitir juicio” sobre el asunto.

“Hay dos expedientes disciplinarios en curso. Uno, formado a partir de la información que tuvimos de imputaciones concretas contra él, donde se han practicado distintas medidas tendientes a certificar la causa judicial e investigar acerca de algunos otros hechos conexos vinculados con su desempeño y funcionamiento de su dependencia”, explicó Casal.

Luego, agregó: “Por otro lado, cuando se recibió la notificación del juzgado -federal de Dolores, que controla Alejo Ramos Padilla- de declaración de rebeldía, se dispuso el inicio de otro expediente, donde de modo inmediato se requieren a Stornelli explicaciones y se siguió con el procedimiento del Consejo Evaluador. Se llegó a un dictamen, por mayoría plena y unanimidad, en cuanto a que era necesaria la formación de un sumario para determinar si la incomparecencia de Stornelli a sus citaciones constituía una falta. Se hizo el sumario administrativo, se designó a un instructor sumariante, y lo que indica el proceso es que cuando estén las conclusiones, se tenga que consultar nuevamente al Consejo Evaluador. De allí corresponde al procurador cerrar el caso, aplicar sanción o pedir la destitución al tribunal de enjuiciamiento. Las actuaciones son de carácter reservado, así que no puedo dar muchas referencias y mucho menos emitir opiniones”.

El senador peronista Carlos Caserio (Córdoba) quizá fue quien logró un mínimo reconocimiento de Casal con respecto a todo este embrollo. “Usted es un hombre con profunda experiencia en la justicia. ¿La procuración comparte la acción de un fiscal que decide no ir a declarar? Una enorme mayoría ve esa actitud como sospechosa, no como alguien que deba estar en una fiscalía federal?”, consultó el legislador. “No es una situación agradable y genera mucha preocupación, pero no puedo emitir ese juicio. Eso lo tengo que ver al final y si llego a esa conclusión, tendré que actuar en consecuencia”, respondió el funcionario, y aclaró: “No tengo otra forma de revertir esa situación -un eventual malestar de la sociedad- más que atenerme a la ley”.

Al inicio de su presentación, Casal realizó una alocución sobre tres puntos solicitados con anterioridad por los legisladores. Primero, habló sobre el informe 2018 de la procuración -la masissta Graciela Camaño se quejó por lo extenso y repetitivo respecto a lo que había enviado por escrito-; luego, se refirió sobre el esquema acusatorio que se implementará en los próximos días en Salta y Jujuy -reconoció esfuerzos aunque reconoció algunas dificultades-; y tras ello, se refirió a Stornelli. Un punto importante: el procurador reconoció que hay un 30% del total de plazas vacantes de fiscales.

Camaño quiso saber avances sobre el régimen del arrepentido, y Casal manifestó que la procuración recibió inquietudes de fiscales con respecto a implementar una guía de buenas prácticas y que aún se encuentra en etapa de relevamiento, aunque repartió en la comisión una recopilación de las observaciones realizadas.

El Frente para la Victoria criticó a Casal durante todo el convite por dilatar la decisión sobre Stornelli y recordó el dictamen de la Cámara Federal de Apelaciones de Mar del Plata sobre la declaración de rebeldía. Hacia el final de la reunión, el jefe del bloque ultra K en Diputados, Agustín Rossi, que no forma parte de la bicameral, sentenció que el procurador “cubre objetivamente” al fiscal y que “el Gobierno le dice que lo proteja”, y disparó: “Es una vergüenza. Su inacción no es inocua, su aprobación ficta es mantenerlo a Stornelli donde está”. Y finalizó: “¿Le va a decir que venga cuando lo convoquemos a esta comisión?”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario