Ambito Nacional

Juan Andreotti: "Podemos aportar un modelo de gestión"

Juan Andreotti porta una particularidad en su intención de gobernar San Fernando a través del Frente de Todos: es el único candidato del oficialismo municipal del Conurbano que busca ser intendente por primera vez. La oportunidad surge a partir de que su padre, el actual intendente Luis Andreotti, declinó la posibilidad de ir por un nuevo mandato por ser uno de los principales promotores de la ley que terminó con la reelección indefinida. “Es un ejemplo para el resto de la política. Teniendo 90 por ciento de imagen positiva da un paso al costado. No hay que esperar a que nos echen e irnos en el momento justo”, asegura el actual diputado provincial, de 35 años.

P.: Buena parte de los intendentes del Conurbano reconoce la gestión en San Fernando. ¿Qué tan alta quedó la vara?

Juan Andreotti: Gobernar el municipio es más fácil que hace unos años atrás ya que tenemos autonomía: el 70 por ciento de los recursos son municipales, algo que nos permite tomar decisiones políticas de dónde invertir y qué hacer. San Fernando no es un distrito rico, pero sí un distrito solidario. Hay transferencia de riqueza hacia los sectores más vulnerables, lo que permite que se pueda progresar.

P: ¿Cuál es el principal cambio que se generó durante la gestión de su padre? ¿Considera que algunas de estas políticas pueden aplicarse en la provincia?

A.: Cuando llegamos nos decían que San Fernando era oscuro y sucio, hoy somos el municipio más iluminado y las demandas del vecino se renuevan porque se avanza. Hoy es importante implementar la tecnología en muchos de los servicios que logramos para seguir creciendo. Además, tenemos un polideportivo cada diez cuadras. Y para los chicos pasó a ser el club de barrio. Nosotros desde San Fernando podemos aportar un modelo de gestión, la garantía institucional y poder probar programas como el de los jardines maternales. Tenemos siete en el municipio para nenes y nenas de entre 18 meses y tres años ya que hay muchas jefas de familia que no tienen dónde dejar a sus hijos mientras trabajan. De estos espacios los chicos salen sin caries ya que se los trata en odontología y, además, en oftalmología. También vieron cómo trabaja el municipio en materia de seguridad y es importante para todos que eso sea escalable.

P.: ¿Cómo es la relación con la provincia?

A.: Rescato que siempre tuvimos buen diálogo con la gobernadora, pero no se obtuvieron los resultados que uno esperaba. Y eso está vinculado a lo mal que está el país económicamente. No digo que sea discriminación por ser de otro partido político, pero hoy tenemos 30 por ciento menos de policías que San Isidro y Vicente López. Lo entiendo en relación con que San Fernando tiene el menor índice de inseguridad del conurbano, pero necesitamos que la provincia se ocupe de sus responsabilidades.

P.: Los intendentes demandaban un par. Sin embargo, Kicillof terminó siendo ungido como candidato provincial. ¿Cuál es su opinión al respecto?

A.: Coincido con el resto en que los problemas se resuelven en cercanía. Magario tiene esa mirada de intendente y Axel se lleva bien con los números y entiende que el trabajo con cada uno de los municipios es elemental, por lo que tenemos esperanza.

P.: Lo llevo al plano nacional. ¿Cómo queda ubicado el Frente Renovador en el Frente de Todos?

A.: Junto a Sergio Massa decidimos consolidar una nueva mayoría. Tenemos diferencias con otros sectores y a partir de eso es que queremos construir un nuevo gobierno. Hoy tenemos la obligación política y ciudadana de darle esperanza a la sociedad. Alberto es ideal para esta etapa ya que, en otra oportunidad, sacó al país adelante siendo parte de un gobierno que dio esta batalla. Considero que es un hombre que no busca revancha y que va a consolidar un gobierno que escuche a todos.

P.: ¿Cuál cree que es el aporte principal que puede dar Alberto Fernández en este momento de país?

A.: La Argentina no puede continuar con cuatro años más de este gobierno. Cuando Cristina elige a Alberto y a Sergio como primer diputado nacional demuestra amplitud. Y desde su lugar, Alberto es la persona que va a terminar con la grieta. Hoy se la usa de manera electoral, pero después en el día a día trae complicaciones reales. Y desde la oposición por pensar en ganar se olvidan de gobernar.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario