Ambito BIZ

Juan Curutchet: "Veinte días de estabilización del dólar no permiten un juicio definitivo"

(Enviado especial).- En el marco del 54º Coloquio de IDEA, Juan Curutchet, presidente del Banco Provincia, sostuvo que "veinte días de estabilización del dólar no permiten un juicio definitivo". "Es un partido de 90 minutos, vamos por los primeros 10 y arrancó bien. Se anunció el nuevo programa monetario con Guido Sandleris y el acuerdo con el Fondo Monetario; se ha estabilizado el tipo de cambio, pero eso es un proceso que hay que verlo a lo largo del tiempo", amplió en diálogo con ámbito.com.

En tanto, destacó que "el programa monetario, a su vez en la reducción de stock de lebacs, ha avanzado sin sobresaltos, queda el último tramo que ya es mucho menos dinero en juego. Creo que la confirmación de esa variable va a permitir avanzar en un sendero de tasas descendentes y volver al movimiento del ciclo económico virtuoso".

Consultado acerca del fin de "la tormenta", sostuvo: "Creo que no tenemos elementos de juicio como para ser muy concluyentes porque la confianza se pierde en un instante y se recupera a lo largo del tiempo. Necesitás un recorrido más amplio que los veintipico de días que lleva la gestión de Sandleris, pero soy muy optimista".

Por otra parte, al referirse a la inflación, Curutchet dijo que el resultado de la medición "no es una sorpresa porque con una devaluación tan importante en agosto el número que viene diferido iba a ser alto, como va a ser alto el mes que viene". Y añadió: "Por otro lado, recordemos que se llega al desorden de la inflación por el desajuste de las cuentas públicas".

En ese sentido, agregó que "la marcha del programa de reducción del gasto público, es decir, llegar al equilibrio fiscal es muy importante; los esfuerzos de control de gasto que ha hecho el Gobierno nacional son muy importantes; la aprobación de la ley de Presupuesto con el déficit cero también es crucial y esos elementos van a llegar a una inflación mucho más baja que ya la vamos a ver de diciembre en adelante". "No tengo la menor duda que la inflación del año que viene va a ser mucho más baja. Cuando anualizás estos índices tan altos te dan números importantes muy superiores a los que todos desearíamos", sentenció.

Por último, al referirse a las tasas de interés destacó que "hay que entender que la economía argentina es una economía poco apalancada en relación a otros países del mundo. Por eso este proceso tiene su curso; si hubiera un mayor nivel de endeudamiento de empresas, la situación sería de mucho más estrés. Son dos caras de una moneda: tenés el estrés monetario por un lado, pero la estabilización cambiaria por el otro y los temas de fondo, que son el déficit fiscal y el déficit de cuenta corriente. Lo más valioso de todo este proceso es que esta transición tiene sentido porque se están tocando los temas de fondo que son los problemas estructurales de este país de los últimos 70 años".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario