Espectáculos

Judi Dench: la marca imborrable del pasado

La gran actriz interpreta a una buena señora, buena vecina y buena madre, a la que un día arrestan por haber atentado contra la patria sin saberlo.

Una buena señora, ya entrada en años, querida en todo el barrio, es invadida de pronto por la Policía y llevada a confesar nada menos que el delito de traición a la patria. Y el problema es que ella verdaderamente cometió traición, pero hace años, y por amor a la humanidad. Al menos eso es lo que ella dice, aunque ni el propio hijo pueda creerle.

Al momento de las confesiones la historia viaja al pasado, a Cambridge, en la Segunda Guerra, cuando ella era jovencita, inteligente, idealista, y germinaban equipos altamente calificados de investigación científica y grupos de izquierda simpatizantes del Soviet. El objeto de dicha investigación, mantenida en secreto, era la bomba atómica. Había que conseguirla antes que los alemanes, y, si fuera posible, antes que los norteamericanos. El objeto de los soviets era, precisamente, seguir de cerca a los científicos y robarles la fórmula apenas la tuvieran.

La película pinta a los de izquierda como falsos, ventajistas, pero simpáticos, seductores, y con el sueño de una sociedad mejor. Los otros aparecen como secos, estrictos pero rectos, y uno de ellos, un tipo casado, también tiene cierto atractivo. Además le da su lugar como científica. Ella quiere hacer lo correcto. ¿Pero qué es lo correcto frente a la hecatombe de Hiroshima y Nagasaki, amén del consecuente poderío mundial de una sola potencia? En esto hay un conflicto moral todavía vigente.

Con pulcro, refinado y británico estilo, dirige “La espía roja” el veterano Trevor Nunn, sobre novela de Jennie Rooney vagamente inspirada en el caso real de Melita Norwood, que fue una auténtica espía comunista descubierta recién cuando ya tenía 87 años y estaba retirada. A la cabeza del elenco, dos luminarias: Judi Dench, palabra mayor, y la ascendente Sophie Cookson, la Roxy de “Kingsman”, ahora también protagonista de la serie “The Trial of Christine Keeler”, sobre un caso real de sexo y espionaje en los ’60. Mujeres para seguir de cerca.

“La espía roja” (“Red Joan”, G.B., 2018). Dir.: T. Nunn. Int.: S. Cookson, J. Dench, T. Srbova.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario