3 nuevos actos del escándalo

Judiciales

¿UN MAIL EXTORSIVO?

Gran impacto causó la desgrabación -incompleta, además- de los reconocimientos del pago realizado a dos dependencias del Estado por parte de funcionarios de Skanska para obtener la construcción de un gasoducto. Fue, como se sabe, luego de un segundo allanamiento y tras la actuación grabada de un auditor (Walter Corizzo). Ahora aparece otro documento, un mail más precisamente, incorporado a la causa y en el cual -según la denuncia- dos abogados de los gerentes despedidos habrían intimidado con amenazas al funcionario para obtener los dineros que reclamaban sus defendidos. Los dos letrados son Fernando Burlando y Daniel Llermanos, quienes según la denuncia -apoyada en el mail- habrían extorsionado a la empresa con la ventilación de ciertos entuertos relacionados con la licitación, incluyendo hasta nombres de funcionarios. Al margen de que Corizzo parece una fuente inagotable de elementos para la causa, de la extorsión a probar o no, lo cierto es que la compañía habría pagado bajo el rubro indemnizaciones los 10 millones de pesos que exigían los cesanteados.

* * *

LA ETERNA RESPUESTA

La empresa Skanska ayer, por medio de un vocero, deslindó responsabilidades sobre las coimas y facturas truchas, planteó que el escándalo involucra a altos empleados infieles que ya fueron exonerados (con suculenta indemnización, por otra parte). El mismo mensaje que, en su momento, produjo IBM internacional cuando se descubrió el affaire del sistema de informatización que la empresa le vendió al Banco Nación en tiempos de Domingo Cavallo. Es decir, la casa central está exenta, según los dichos. Por lo tanto, los pícaros de ayer como los de hoy fueron los ejecutivos, siempre argentinos, que se dedicaban a estas prácticas sin que se enterara la matriz. Como prueba la renuncia del funcionario Raúl Rodríguez, ayer, Skanska no es la primera vez que se involucra en situaciones anómalas con la obra pública, para ignorancia con seguridad de sus mayores suecos. Han elegido además, para su cobertura en los medios, los servicios de quienes en su momento también defendieron a una empresa alemana (Siemens) que tuvo numerosas complicaciones con el Estado, a la que se le imputaron -también en otras partes del mundo- abundantes episodios de presunta corrupción. Allí también los pícaros fueron siempre los gerentes locales. Curiosas, por lo menos, las simetrías, de estos grupos multinacionales que suelen expresar -al margen de sus códigos de ética- que, en los países subdesarrollados, la única forma de conseguir contratos es a través de métodos non sanctos. Como decir que uno se vuelve caníbal porque debe tratar con caníbales.

* * *

NO SOLO DE PRIVADOS

Despidió ayer Néstor Kirchner a otro funcionario de su gobierno por el caso Skanska. Dijo que es para que la Justicia trabaje tranquila (para los temas de derechos humanos pide que actúe rápido). La remoción de Raúl Rodríguez ( subsecretario en el Ministerio de Infraestructura y senador suplente por La Pampa), quien estuvo complicado con Skanska en el pasado por un acueducto de su provincia (y obviamente estaba en funciones ahora con el gasoducto del escándalo), plantea una observación al constante mensaje del Presidente: éste es un problema entre privados. En rigor, ya no es un tema entre privados por evasión fiscal, causa que dirige Javier López Biscayart; al pasar a la órbita federal, a cargo del juez Guillermo Montenegro, este proceso implica a funcionarios, aunque no necesariamente los condena. Por ahora, son tres, pero en la lista aparecen otros a ser citados. No parece entonces que, para la Justicia, ésta sea sólo una cuestión de privados.

Dejá tu comentario