15 de octubre 2003 - 00:00

Abad: moroso y desprolijo

«Tributariamente desprolijo y previsionalmente moroso.» Utilizando la diplomacia, pero reconociendo que para la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) se trata de alguien que no está en regla, Alberto Abad definió ayer la complicada situación impositiva del aspirante oficial para integrar la Corte Suprema de Justicia, Eugenio Zaffaroni.

Abad completó su mensaje con otra inquietud. El titular de la AFIP dijo que en pocos días más Zaffaroni podría ser citado a explicar su situación previsional y los motivos por los cuales no está al día con el fisco (debe el pago de los intereses de una deuda previsional por aproximadamente 45.000 pesos por negarse a liquidar los intereses, a los que considera usurarios). Si esta presentación no esclarece la situación, la AFIP comenzaría a aplicarle los mecanismos reglamentarios, que incluyen, entre otras cuestiones, las inhibiciones para Zaffaroni de utilizar sus cuentas bancarias.

•Embargo

Esto quiere decir que, si es convertido en juez de la Corte y no paga, su sueldo depositado en el Banco Ciudad quedaría embargado.

En realidad, lo que la AFIP le está diciendo al aspirante de Néstor Kirchner es que se ponga al día con el organismo antes de que el Senado le dé el gusto al Presidente.

Dejá tu comentario