Alegatos finales en el juicio por Kosteki

Judiciales

Las últimas palabras de los ex policías procesados por el crimen de los piqueteros Maximiliano Kosteki y Darío Santillán terminarán de pronunciarse el miércoles próximo, tras lo cual la Justicia lomense determinará la fecha del fallo que podría enviar 25 años tras la rejas al ex comisario Alfredo Fanchiotti y a su entonces chofer, Alejandro Acosta.

El Tribunal Oral 7 de Lomas de Zamora daría a conocer el lunes 9 de enero, a más tardar, el veredicto contra los ocho ex agentes de la Bonaerense juzgados por presunto homicidio y encubrimiento en torno a la represión del 26 de junio de 2002 en inmediaciones del Puente Pueyrredón.

Para el día de la sentencia, distintas agrupaciones piqueteras organizaban movilizaciones y una vigilia frente al edificio judicial de Larroque y Camino Negro en apoyo a los familiares de las víctimas y en demanda de «castigo a los responsables políticos y materiales» del operativo policial que dejó un saldo de dos muertos y 33 heridos con balas de plomo.

Los magistrados cuentan con cinco días corridos para dictar el fallo a partir de esa fecha, es decir que el veredicto podría darse a conocer entre el jueves 5 y el lunes 9 de enero. El miércoles, a partir de las 9, será el turno de que pronuncien sus últimas palabras el ex titular de la Departamental de Lomas de Zamora,
Félix Vega; el ex oficial principal Carlos Quevedo, y el ex cabo Lorenzo Colman, todos acusados de encubrimiento agravado en esta causa.

Abogados defensores adelantaron que los planteos
«serán breves», puesto que sus representados se limitarán a «alegar su inocencia y a expresar que creen en la Justicia».

La semana última hicieron lo propio Fanchiotti, ex titular del Comando de Patrullas de Avellaneda; el ex cabo Acosta; el entonces oficial de calle Mario de La Fuente, y el suboficial Gastón Sierra, así como el policía retirado Celestino Robledo, quien se convirtió en el único civil procesado en esta causa, ya que el día de los hechos actuó a la par de las fuerzas policiales a pesar de que había abandonado años antes la institución para dedicarse a la actuación.

• Posibles condenas

Si bien la defensa de los acusados pidió la absolución de todos los involucrados en el caso, Fanchiotti y Acosta podrían ser condenados a prisión perpetua por su participación en la denominada «masacre de Avellaneda», en tanto que los policías exonerados Vega, Quevedo, De La Fuente, Sierra y Colman podrían ser sentenciados a cumplir de tres a cuatro años de prisión, mientras que la pena máxima que le correspondería a Robledo son 10 meses de prisión y 20 de inhabilitación para ejercer cargos públicos.

Salvo el ex comisario y el cabo
Acosta, el resto de los imputados podría evitar la cárcel, pues el tribunal tiene la atribución de decidir si las condenas son en suspenso, y esto haría que conserven su libertad hasta ser condenados por otro delito. En caso de que así ocurra, los más complicados son Colman y Sierra, quienes está procesados en una causa paralela, acusados de presunto «abuso de armas y allanamiento ilegal» a un local del Partido Comunista (PC) durante el operativo policial que le costó el adelantamiento de las elecciones presidenciales al entonces jefe de Estado Eduardo Duhalde.

Dejá tu comentario