AMIA: fiscal pide desafuero de Menem. El Senado lo avala

Judiciales

Carlos Menem fue acusado ayer por el fiscal Alberto Nisman de haber dado una « orden expresa» de «truncar» una de las principales líneas de investigación del atentado a la mutual judía AMIA, para proteger y proveer « impunidad» a una familia sospechada, los Kanoore Edul, originarios de Yabrud, Siria, igual que la familia del ex presidente.

El fiscal presentó ayer su denuncia ante el juez federal Ariel Lijo, quien hoy la elevará al fiscal interviniente en la causa AMIA, Patricio Everst. En los pasillos que circundan el juzgado de Lijo daban por descontado que Everst pedirá que se abra la etapa de instrucción y entonces el juez deberá dedicar toda la semana entrante a recolectar prueba testimonial, documental y de escuchas telefónicas para decidir si la denuncia amerita una citación del ex presidente a declaración indagatoria.

«¿Puede Menem ser desaforado por el Senado a pedido de Lijo y quedar detenido?», preguntó ayer este diario a una fuente de la investigación. El futuro del riojano es incierto: si bien el delito de encubrimiento es excarcelable, Lijo podría descubrir o imputar otro delito más grave y, si el ex presidente no se presenta a declarar, o el juez lo considera necesario, elevaría el pedido de desafuero a la Cámara alta dentro de 15 días.

Ayer, desde el Senado el kirchnerismo confirmó a este diario que existe voluntad política para tratar el desafuero en la Comisión de Asuntos Constitucionales que preside el pingüino Nicolás Fernández, custodio de Cristina de Kirchner cuando la ex primera dama ocupaba una banca en el Congreso. «En un tema tan sensible como el caso AMIA, y con la defensa de la investigación que hizo el gobierno en foros internacionales como Naciones Unidas, el pedido de desafuero obtendría dictamen y sería elevado al recinto», aseguraron ayer voceros oficialistas desde el Senado.

Para Nisman, el ex presidente-Menem dio la orden «de no investigar a la familia Kanoore Edul, de protegerla y proveerle impunidad». El fiscal presentó una denuncia donde reclamó la detención del riojano.

El entonces presidente «dio la expresa directiva de truncar la investigación. La razón principal de tan irregular proceder se debió a los estrechos vínculos acreditados entre los sujetos a quienes se debía investigar y quien, por aquel entonces, ejercía la primera magistratura del país», sostuvo Nisman.

Para el fiscal hubo un «plan deliberadamente ideado a fin de proteger y encubrir a quien, desde el comienzo mismo de la pesquisa, aparecía como uno de los máximos sospechosos de haber tomado parte -en la conexión local-en el brutal atentado perpetrado el 18 de julio de 1994: Alberto Jacinto Kanoore Edul». Este estaba supuestamente vinculado con Carlos Telleldín, quien estuvo detenido 10 años y acusado de haber armado el cochebomba que voló la AMIA, aunque finalmente fue absuelto en setiembre de 2005 por un tribunal oral que también exculpó a cuatro policías imputados por Juan José Galeano.

El fiscal pidió además la detención de Munir Menem, Hugo Anzorreguy, Juan Carlos Anchezar, Juan José Galeano y Jorge Palacios. A todos los imputa por los delitos de «incumplimiento de los deberes de funcionario público, omisión o retardo de los deberes del oficio; destrucción de objetos destinados a servir de prueba ante la autoridad competente».

También pide que sean juzgados por «incumplimiento de la obligación de promover la persecución y represión de delincuentes; falsedad ideológica de instrumento público y falsedad por supresión o destrucción de documentos públicos».

«Este plan al que hago referencia obedeció a una orden directa emanada desde lo más alto del gobierno del entonces presidente de la Nación Dr. Carlos Saúl Menem», agregó Nisman en el escrito presentado al juez Lijo.

Nisman enumeró las pruebas de los delitos cometidos y recordó «la desaparición» de casetes con grabaciones de tres líneas telefónicas de Kanoore Edul hijo, de las transcripciones de estas conversaciones, «la baja intempestiva y sin orden judicial» de una escucha.

Dejá tu comentario