Apareció Facundo, con nuevo abogado

Judiciales

En la jornada de ayer, Facundo Macarrón, imputado por el abuso sexual y homicidio de Nora Dalmasso, su madre, se presentó en los tribunales de Río Cuarto con un nuevo abogado defensor que se mostró a favor de que el joven declare lo antes posible.

«Vengo a aceptar el cargo de defensor y conocer cuál es el primer acto que va a imponer el fiscal. Voy a presentar un escrito porque no se le puede impedir a una persona a quien se imputa un delito que ejerza su defensa de inmediato», explicó el flamante abogado de Macarrón, Marcelo Brito, quien reemplaza a Benjamín Sonzini Astudillo, que había sido su primer representante legal.

Brito adelantó que pedirá el desplazamientodel fiscal por su actuación en la causa porque el expediente tiene «contradicciones irreconciliables» con la realidad del hecho y otras deficiencias de estricto sentido procesal que no condicen con una actitud profesional.

El letrado, que fue fiscal general de la provincia durante la primera gobernación de José Manuel de la Sota, adelantó que cuando el fiscal Javier Di Santo lo cite, el imputado no se va a negar a declarar sino que va a hacer uso de su defensa.

Llamó la atención que el hijo de Nora Dalmasso se haya presentado ayer con un nuevo letrado, ya que todo hacía pensar que Sonzini Astudillo seguiría como su defensor. Al respecto, el letrado indicó que se alejó de la defensa de Facundo porque existen «opiniones encontradas» con algunos miembros de la familia del acusado. «Voy a seguir ayudando pero se hará cargo otro abogado. Estoy completamente convencido de la inocencia de Facundo», dijo el abogado, que además afirmó que la familia Macarrón «está pasando el holocausto de su vida».

Luego de que el joven se retirara de los tribunales en medio de decenas de periodistas, Brito contó que la decisión de que él se hiciera cargo de la defensa de Facundo se tomó en una reunión de cuatro horas que mantuvo con el joven y su padre, Marcelo Macarrón, viudo de la víctima.

Para Brito, la imputación hacia Facundo es «absurda, injusta y destructiva» y destacó como «contradicciones irreconciliables» que «a uno de los acusados se le atribuye un atentado contra la integridad sexual mediante penetración, como el caso del pintor Gastón Zárate, y al otro un abuso sexual agravado sin penetración».

Dejá tu comentario