Armas: Menem y Cavallo, ahora desvinculados

Judiciales

El ex presidente Carlos Menem y el ex ministro de Economía Domingo Felipe Cavallo fueron desvinculados totalmente en la causa por el contrabando de armas en una resolución firmada por el juez en lo penal económico Julio Speroni.

«No existe un solo elemento, una sola foja, un solo indicio que indique puntual y directamente que alguna de las personas tenían conocimiento, al momento de firmar los decretos, que la mercadería iba a un destino distinto del que figuraba en las normas»,
concluyó el juez a expedirse sobre el caso.

Por esta causa Menem estuvo 167 días preso transformándose en el primer ex presidente detenido en democracia en la historia del país.

El fallo que se conoció ayer fue suscripto el viernes pasado por el juez y tanto la Aduana como la fiscal Alicia Sustaita tienen plazo hasta hoy para resolver si lo apelan o no.

En caso afirmativo, será la Sala B de la Cámara en lo Penal Económico la que resuelva si el ex presidente y el ex ministro quedan definitivamente desvinculados de la investigación por el contrabando de armas a Ecuador y Croacia entre 1991 y 1995.

Pese al sobreseimiento por el contrabando, que también incluyó al ex subsecretario
Carlos Sánchez, Speroni seguirá investigando a Menem por presunto enriquecimiento ilícito.

En la misma resolución, contenida en 66 carillas, el juez resolvió mantener el procesamiento del ex ministro de Defensa Oscar Camilión, que había sido dictado por el juez Jorge Urso y confirmado por la Cámara Federal, por encubrimiento e incumplimiento de los deberes de funcionario público, y del ex vicecanciller Juan Carlos Olima.

• Derrotero complejo

La causa por la venta ilegal de armas tuvo un complejo derrotero judicial -que incluyó la Justicia Federal, donde Urso mantuvo casi cinco meses preso a Menem-hasta que los tribunales superiores unificaron las pesquisas en el juzgado a cargo de Speroni.

La causa llegó a la Corte Suprema que en noviembre de 2001 determinó que no había habido «asociación ilícita» -la figura que eligió Urso para dejar detenido a Menem-y que no eran «ideológicamente falsos» los decretos que posibilitaron la venta de armas.

Luego de ese fallo, en el que la Corte dijo que «no resiste análisis la imputación de falsedad ideológica de decretos del Poder Ejecutivo», el expediente volvió a la Justicia en lo Penal Económico, donde Speroni ya había dictado la « falta de mérito» de Menem.

Tras realizar un análisis de los 250 cuerpos, 50 mil hojas y 500 anexos que componen el expediente que «ocupa un cuarto de 12 metros cuadrados», el magistrado concluyó que no hay pruebas para sostener que los firmantes de los decretos sabían que las armas iban a otro lugar.

En su extensa resolución, Speroni incluyó un párrafo dedicado al «inconsciente popular» que --según sostuvo-«ha logrado inmiscuirse y levantar sospechas que dentro del ámbito judicialpenal no poseen entidad suficiente» para constituir delito.

«No ha de ser empeño del suscripto el de componer u originar elementos donde no los hay», explicó Speroni al analizar la responsabilidad que se les atribuía a los firmantes de los decretos cuestionados.

En ese sentido, aclaró que «no se hallan elementos que permitan sospechar el conocimiento y voluntad necesarios para la consumación del delito de contrabando».

Respecto del procesamiento del ex vicecanciller Olima, que incluyó un embargo de 50 mil pesos en sus bienes, el juez entendió que se lo debía responsabilizar por los presuntos delitos de «encubrimiento» e « incumplimiento de los deberes de funcionario público».

Por esos mismos delitos la Justicia Federal dictó oportunamente el procesamiento del ex ministro de Defensa Oscar Camilión, que ahora Speroni resolvió mantener.

Trascendió que además de la fiscal Sustaita y del representante de la Aduana, también podrían llegar a apelar la resolución de Speroni los defensores de aquellos involucrados cuyos procesamientos se confirmaron.

La situación del ex ministro Antonio Erman González, otro de los inicialmente implicados en la causa, será finalmente resueltaen el juicio oral y público que llevará adelante el Tribunal Oral en lo Federal 3, que aún no fijó fecha.

La causa por el contrabando de armas a Ecuador estuvo inicialmente a cargo del juez Marcelo Aguinski, pero cuando la Cámara Nacional de Casación Penal decidió la acumulación de las causas -inclusive la que tramitaba Urso-el juez Speroni pasó a ser el instructor de todos los sumarios.

Dejá tu comentario