Asaltan y amenazan a comisario Degastaldi

Judiciales

El comisario mayor Aníbal Degastaldi, uno de los hombres fuertes de la cúpula bonaerense, fue asaltado -junto a su esposa-en Avellaneda. Los delincuentes fingieron ser policías y simularon fusilarlo antes de decidir su liberación.

El propio Degastaldi, quien fue separado de la fuerza hace casi un mes por una investigación interna, confirmó el hecho. Aseguró que ocurrió en la madrugada de ayer y que los delincuentes le dijeron que no lo iban a matar, porque si no tendrían que matar también a su esposa. Calificó el episodio como «confuso»; dijo que apenas lo interceptaron le dijeron que eran policías y le pidieron su arma reglamentaria.

Las agujas del reloj marcaban las 0.30 en la avenida Pavón y Villegas, a la altura de los siete puentes, en Avellaneda. Tres ladrones armados que se movilizaban en un automóvil interceptaron el vehículo que conducía Degastaldi (aún no se pudo determinar si conocían a la víctima). «Somos policías», le dijeron al comisario, quien -según confesó- pensó que se trataba de un operativo vehicular. Dos de los tres asaltantes obligaron a Degastaldi a pasar al asiento del acompañante y a su esposa a la parte trasera y emprendieron un recorrido de 20 cuadras hasta la zona de Dock Sud.

En el trayecto, los ladrones amenazaron al jefe policial y le exigieron la entrega de todos los objetos de valor. «En un momento me hicieron arrodillar y me apoyaron un arma en la cabeza», reconoció Degastaldi, quien afirmó que le llamó la atención que apenas se subieron a su auto le exigieron que entregara su pistola reglamentaria. «Vos y nosotros vamos a tener que hablar», dijeron los captores, según contó el jefe policial.

•Huida

En determinado momento, los delincuentes hicieron detener la marcha del vehículo en la avenida Roca y 12 de Octubre, frente a una parrilla, bajaron del auto a Degastaldi y a su mujer, y luego huyeron en los dos automóviles. «Nos dejaron porque en un momento salieron unos vecinos y se asustaron. A mi señora la bajaron de los pelos», relató el jefe de la Bonaerense, quien desde hace unas semanas está separado de su cargo en la Delegación de Investigaciones (DDI) de Quilmes, debido a que Asuntos Internos de la fuerza investiga su patrimonio.

Inmediatamente, Degastaldi se dirigió hasta su casa, ya que parte de su familia se encontraba en la vivienda y temió que los delincuentes fueran hacia allí. El comisario denunció el robo recién ayer por la tarde, en la sede de la Delegación de Investigaciones de Lomas de Zamora (DDI).

Según consta en la denuncia, los ladrones le robaron a la pareja las billeteras, los documentos, las alianzas, dos celulares y las llaves de la casa que habitan en el partido bonaerense de Moreno.

Dejá tu comentario