Autos diplomáticos: procesan y embargan a Adolfo Cambiaso

Judiciales

El polista Adolfo Cambiaso fue procesado y embargado en 678.000 pesos por el juez en lo Penal Económico Jorge Brugo, que lleva la causa en la que se investiga el ingreso de automóviles de lujo al país con franquicias irregulares.

Brugo adoptó la decisión en el marco de diversas medida procesales pendientes luego de que la Cámara Federal dispusiera que el juez federal Norberto Oyarbide es el que tiene competencia para seguir adelante con la causa.

El procesamiento sin prisión preventiva del mejor polista del mundo es por delito de "encubrimiento" de contrabando en la compra de una Porsche Cayenne, una medida que también alcanzó a la concesionaria, la escribanía y los gestores que participaron de la maniobra.

La causa se inició por una denuncia de la Cancillería contra el ex jefe del área de franquicias de ese ministerio, Jorge Matas, quien está procesado en la causa de Oyarbide.

Cambiaso, que fue indagado el mes pasado, negó tener responsabilidad en los hechos.
Además de Cambiaso, en la causa de Brugo está procesado el folklorista Oscar "El Chaqueño" Palavecino, quien compró en la concesionaria Manrique Automotores un camioneta Hummer que había sido importada para uso diplomático.

De acuerdo al expediente de Brugo, Cambiaso abonó por su vehiculo 185.000 pesos cuando su valor al año 2005 era de aproximadamente 483.800 pesos, por lo que este "debía imaginarse que implicaba alguna maniobra irregular o bien, tenía conocimiento de la misma".

Fuentes judiciales indicaron que el ingreso del rodado fue solicitado por Francisco Daniel Marrero Rodríguez, un ex funcionario de la embajada uruguaya que aparece en varias importaciones irregulares.

Cuando el coche llegó al país, el diplomático ya había cedido el poder para los trámites a Gabriela Serra, la empleada de una gestoría que también terminó procesada, así como Hugo Pulenta, de la concesionaria Nordenwagen SA.

En su defensa, Cambiaso consignó que la compra del Porsche deportivo fue avalada por disposiciones diplomáticas, "notas reversales" que le permitían al diplomático que había cesado en sus funciones vender esa unidad, por lo que "no existen irregularidades en la compra".

Dejá tu comentario