Autos truchos: diplomático busca demorar pesquisa cambiando juez

Judiciales

La defensa del ex titular del Departamento de Franquicias de Cancillería, Jorge Matas, pidió ayer que la causa que investiga el ingreso al país de autos de lujo mediante franquicias diplomáticas presuntamente irregulares, se unifique en el juzgado federal a cargo de Norberto Oyarbide.

Mediante un escrito presentado por el abogado, Diego Pirota, el defensor pidió que el juez federal ordene la inhibitoria de la otra causa, que se tramita en el juzgado en lo penal económico de Jorge Brugo. Esa causa lo investiga por presuntas negociaciones incompatibles con la función pública, debido a que Matas habría realizado trámites para beneficiarse él mismo con la compra de móviles del exterior.

El abogado Pirota intenta evitar que Matas sea indagado dos veces por el mismo hecho, ya que Oyarbide tiene previsto hacerlo el próximo 21 de mayo mientras que su colega Brugo lo hará en una audiencia fijada para el próximo miércoles.

En el escrito, la defensa de Matas entendió que en la causa corresponde investigar la presunta comisión del delito de «asociación ilícita», en tanto que si resulta ser que se trata de «contrabando agravado» (delito de competencia en lo penal económico) pidió que intervenga la Corte Suprema por tener «competencia originaria».

Uno de los fundamentos principales presentados ante Oyarbide es el hecho de que si se llegara a condenar al imputado en los dos casos por separado, sería -según Pirota- inadmisible, ya que se complementarían los dos cumplimientos de las sentencias.

  • Prueba

    Ahora, el juez Oyarbide dará vista a las distintas partes, la querella y la fiscalía, y luego se resolverá la competencia de la causa, aunque esto podría resolverse recién después de las dos indagatorias.

    En torno a la causa del fuero federal, el Ministerio de Relaciones Exteriores presentó el miércoles pasado más pruebas que estarían comprometiendo aún más la situación de Matas.

    Parte de lo recopilado por el sumario interno,que se está desarrollando en Cancillería, fue presentado en los dos juzgados que llevan la causa.

  • Autorización

    Una de las pruebas enviadas fue la autorización firmada por el ex funcionario hacia su esposa, para que pueda conducir un BMW modelo 325 I, patente GNF 844, modelo 2007, valuado en el mercado en 60 mil dólares.

    El automóvil habría entrado al país con franquicia diplomática en enero de 2007, habría sido nacionalizado en julio de 2007 violando toda la normativa vigente en ese momento, y autorizado para su manejo a la esposa de Matas en agosto de 2007.

    Además otra ex empleada de Cancillería (Marisol Rodríguez) negó las acusaciones en su contra y deslindó responsabilidades hacia el ex titular del Departamento de Franquicias.

    Rodríguez dijo que ella era una «simple empleada administrativa y que todo el poder de decisión lo tenía su superior, Matas».
  • Dejá tu comentario