Belsunce: defensa pidió nulidad de cargos contra Carrascosa y apuntó al fiscal

Judiciales

La defensa solicitó ayer la absolución de Carlos Carrascosa por el crimen de su esposa María Marta García Belsunce, así como también por el delito de encubrimiento, en tanto planteó la nulidad del alegato acusatorio del fiscal por entender que violó la "garantía del debido proceso".

"Si Carrascosa es condenado, el crimen de María Marta Garcia Belsunce quedará impune", afirmó en el último tramo de su alegato el abogado defensor Diego Hernán Ferrari, quien apunto además a cuestionar aspectos de la autopsia efectuada en diciembre de 2002, cuarenta días después de ocurrido el crimen del country Carmel.

Antes había hecho una extensa exposición el otro de los abogados defensores, Alberto Cafetzoglus, quien apuntó, en un duro alegato, a los flancos débiles del alegato acusatorio del fiscal Molina Pico, y dejó flotando la posibilidad que sea el mismo Carlos Carrascosa, en caso de resultar declarado inocente, quien promueva un Jury de enjuiciamiento contra el representante del Ministerio Público.

Cafetzoglus cuestionó a Molina Pico permanentemente durante su alegato y luego explicó, en declaraciones a la agencia Noticias Argentinas, que si su cliente "es absuelto al final de este juicio y quiere querellarlo, puede hacerlo".

Durante su exposición, Cafetzoglus reiteró en varias oportunidades que Molina Pico incurrió en "una grave conducta antijurídica" al no haber ordenado la autopsia cuando concurrió al velatorio de María Marta y por no haber preservado el lugar de los hechos.

"¿Qué alteró más la averiguación de la verdad: haber arrojado el pituto o haber ordenado la autopsia cuarenta dìas después?", reforzó a su turno Ferrari, quien también mostró planillas del sistema VAIC con que cuenta la policìa de la Provincia de Buenos Aires que dan cuenta de la presencia del vecino Nicolás Pachelo, en el country a la hora del crimen.

Ferrari también apunto a demostrar que eran falsas las aseveraciones del fiscal Molina Pico al sostener que la mujer que se oye de fondo en la llamada que Carrascosa realizó a la empresa OSDE a las 19.07'58'' del dìa del crimen era la de Irene Hurtig, medio hermana de María Marta y esposa de Guillermo Bártoli.

Mediante el rastreo de llamados el letrado aseguró que Irene pudo haber recorrido entre las 19.07 y las 19.12 el trayecto que va hasta la casa del médico Eduardo Zancoli pidiendo ayuda tras haber visto a su marido y a la masajista Beatriz Michelini intentando reanimar a María Marta, mientras Carrascosa llamaba a la ambulancia.

Ello es así, sostuvo, porque está registrada una llamada de la hija de Zancolli desde la casa del country a su padre comunicándole lo que había sucedido y dando cuenta de la presencia de Irene en la casa.

La llamada se realizó a las 19.12.02 y eso le permitió al defensor de Carrscosa sostener que la mujer no había mentido y que al no encontrar ningún médico volvió a la casa de los Carrascosa y efectuó el segundo llamado pidiendo una ambulancia.

Asimismo, se solicitó además que se investigue judicialmente al médico Santiago De Biasi, quien concurrió a la casa María Marta el 27 de octubre de 2002 en una ambulancia de la empresa "Emernor" por la presunta comisión del delito de falso testimonio.

Al respecto, negó la versión dada por el médico y lo responsabilizó por no cumplir con las disposiciones legales que deben respetar los facultativos en casos de muerte violenta "sospechada de criminalidad".

Cafetzoglus pidió, asimismo, que se investigue por el delito de "falso testimonio" al empleado de una empresa funeraria, Roberto Di Zeo, quien dijo haber visto el cadaver de María Marta "maquillado".

Al desplegar las conclusiones de la defensa de Carrascosa, el abogado no descartó la teoría del "homicidio en ocasión de robo" y mencionó que una amiga de la masajista Beatriz Michelini había difundido, "y se sabía en todo Pilar", que María Marta y su marido guardaban en su casa un millón de dólares.

En la misma línea, Cafetzoglus indicó que los vigiladores de la empresa "Cazadores" manejaban la "inteligencia" y seguramente conocían este dato.

Hizo referencia concreta al vigilador José Ortíz (acusado de robar productos del bufette del country Carmel), al indicar que esa versión del millón de dólares guardado en la casa de María Marta podría transformar a un "escruchante de mercadería" en un ladrón capaz de cualquier cosa por mejorar su situación económica.

También aludió al vecino Nicolás Pachelo, siempre sindicado como sospechoso por la familia de la víctima, al señalar que su salida del country el día del crimen quedó registrada a las 19:07, cuando él mismo había dicho durante la instrucción del caso que se había ido a la Capital Federal más temprano.

En este sentido, Cafetzoglus mencionó el testimonio de un policía bonaerense de apellido Ornella, quien habría investigado la presunta vinculación entre Pachelo con el suicidio de su padre.

Cafetzoglus dijo también que el ex jefe de la DDI de San Isidro Aníbal Degastaldi intentó "aliviar lo que para él era una situación bastante comprometida por parte del fiscal Molina Pico cuando debiendo haber ordenado que se retirara el cadáver mientras era velado en el country Carmel se retiraron sin dejar ningún tipo de instrucción".

Con el alegato de la defensa del viudo se cerró otro ciclo del juicio que se extendió por cuatro meses, ya que el martes de la semana próxima el Tribunal dará la oportunidad a la fiscalía y a la defensa de replicar mutuamente lo dicho en los alegatos.

El miércoles próximo está previsto que Carrascosa pronuncie las últimas palabras antes del veredicto y la sentencia, que se escucharín el 12 de julio próximo, según se acordó.

Dejá tu comentario