Brusco giro: podrían detener a hijo adolescente de la víctima

Judiciales

La investigación del crimen de Nora Dalmasso podría dar en las próximas horas un brusco giro, apuntando -según la versión- contra Facundo Macarrón, el hijo adolescente de la víctima, cuya detención sería «inminente». A sólo 48 horas de que se venza el período de veinte días de secreto de sumario impuesto por el fiscal Javier Di Santo, las sospechas volvieron a dirigirse hacia el joven estudiante de abogacía.

Según trascendió, Facundo Macarrón es el único investigado -desde hace un mes-, por lo que después de que se informara que el laboratorio Ceprocor detectó un patrón genético que se obtuvo de muestras epiteliales recogidas del lazo de bata con el que se ahorcó a Dalmasso, apareció la versión sobre la posible detención del hijo del viudo Marcelo Macarrón.

  • Muestras

    Por otro lado, cuando decretó los primeros diez días de secreto de sumario, el fiscal aseguró que esa medida se había implementado para estudiar distintas alternativas y tomar muestras de allegados a Dalmasso, pero los estudios nunca se llevaron a cabo.

    La especulación se atribuye a que se trató de una medida para contener a los abogados de la querella, que patrocinan a la familia, teniendo en cuenta que el principal sospechoso sería el hijo de Macarrón. La pista de Facundo se comenzó a seguir a principios de mayo, luego de que Di Santo se trasladó de incógnito hasta la capital provincial y tomó declaración testimonial a los amigos del joven, para tratar de confirmar la localización del joven en la noche del crimen.

    Sobre este avance y esta alternativa del entorno familiar, se observó un esforzado hermetismo en la fiscalía que tiene el expediente. Según la declaración de los abogados de la familia de Dalmasso, en la noche del 25 de noviembre pasado, en la que se cometió el crimen, el joven estuvo en una cena en el Rotary Club de la capital cordobesa.

    Los investigadores tratan de establecer si las 3.00 de la madrugada del día siguiente, el horario hasta el cual llegaría su coartada es el mismo en el que pudo haber cometido el hecho, pese a que el joven asegura que permaneció en la capital provincial.

    En ese sentido, las investigacionesse centran en las comunicaciones que dijo haber realizado el muchacho desde su celular tanto a su madre, en forma fallida, como a su abuela y a su padre. Con este panorama, el desenlace de un caso polémico podría llegar a su fin en las próximas horas, cuando Di Santo dicte la detención del hombre que dejó parte de su piel en el lazo de la bata que asfixió a la mujer.

    Es que los diez días de extensión del secreto de sumario solicitados por el fiscal del caso llegarán a su fin mañana y reglamentariamente no puede volver a solicitar una prórroga de la medida.
  • Dejá tu comentario