Cambios en Corte: enfrenta el gobierno 30 días clave

Judiciales

El gobierno de Néstor Kirchner empieza 30 días clave para la «renovación» del Poder Judicial. Pasado mañana, espera que los conjueces del máximo tribunal confirmen la destitución de Eduardo Moliné O'Connor de la Corte (le faltan 2 votos salvadores al juez). Desde el martes que viene, a todo esto, comenzarán a analizarse en audiencias públicas, en el Senado, los pliegos de los candidatos del Poder Ejecutivo a la jefatura de los fiscales, y a la nueva cúpula de Tribunales que deberá sortear algunas impugnaciones de peso.

• El ex ministro de Héctor J. Cámpora Esteban Righi abrirá el desfile de postulantes. Rendirá examen como aspirante a procurador general de la Nación el 1 de junio, en el Salón Azul del Palacio Legislativo. El catedrático de Derecho Penal, de quien es adjunto Alberto Fernández, deberá encabezar el cuerpo de fiscales que está enemistado con Gustavo Béliz. Elena Highton de Nolasco y Carmen Argibay, pretendientes a la Corte, harán lo propio el lunes 14 y el miércoles 23, de acuerdo con el cronograma de la Comisión de Acuerdos.

La etapa previa a la votación en el recinto, donde resulta imprescindible el apoyo de 2/3 de los senadores presentes (algo que el oficialismo descuenta), culminará el anteúltimo miércoles de junio con una prueba ardua de la polémica Argibay en la Cámara alta, usando el mismo sistema que inauguró Eugenio Zaffaroni en 2003. Allí deberá responder sobre las cuestionables declaraciones periodísticas en las que la magistrada abogó por la despenalización del aborto, apenas conocida su designación.

A mediados del mes que viene, se debatirán en el plenario de Diputados los cargos contra Adolfo Vázquez, cuyo destino parece sellado. Le aprobarán cargos por presunto mal desempeño en las causas Macri, Magariños y Meller. Este último expediente fue el que sirvió de excusa para desplazar a Moliné en diciembre, según la votación del Senado. Motivo suficiente para anunciarle un final cantado.

Agregaron ya a la embestida contra este juez de la Corte la carpeta Dragonetti de Román, y están a punto de acoplarle un refuerzo en la Comisión de Juicio Político, vía supuestas presiones a la jueza
Alicia Iermini. La dependencia que administra Ricardo Falú (PJ-Tucumán) resolverá la semana que viene si suma este achaque que alienta la transversal correntina Araceli Méndez de Ferreyra y que Vázquez rechazó de manera contundente.

• En agosto o setiembre, ya habría otra vacante más en el máximo tribunal que se sumará a la que dejó el renunciante
Guillermo López, fallecido hace menos de un mes, y Moliné, a quien pasado mañana la Corte de conjueces le negaría la restitución en el cargo. Al denominado cerebro de la llamada «mayoría automática» sólo le quedaría recurrir a organismos internacionales.

• El visto bueno de los ministros suplentes habilitará la coronación de Highton de Nolasco, siempre y cuando supere cuestionamientos como el de Estela Carlotto, de Abuelas de Plaza de Mayo, que la acusó de haber violado, presuntamente, el derecho a la identidad de un niño. Highton cubrirá la vacante que dejó Moliné. Desde el lunes próximo, los interesados en examinarla podrán anotarse en la Comisión de Acuerdos que dirige el peronista riojano Jorge Yoma.

Más difícil, aunque el aval del PJ resultará fundamental, se vislumbra el ascenso de Argibay, a quien se le recordarán en audiencia pública su condición de atea «militante» y declaraciones poco felices sobre la despenalización del aborto. Argibay reemplazará a López. Le demoraron la audiencia en la Cámara alta ya que tenía compromisos en la Corte Penal Internacional, en La Haya, que le impedían estar presente en Buenos Aires antes del 23 del mes que viene. Con Argibay y Highton, contará el oficialismo con una supremacía afín en la Corte (Zaffaroni, Enrique Petracchi y Juan Carlos Maqueda).

• El primer martes de junio, a todo esto, se someterá al debate público Righi, a quien ya le hicieron saber su disgusto los aristas de Carrió. No obstante, habría
consenso entre peronistas y opositores del Senado para facilitarle al penalista el ingreso en el puesto que dejó Nicolás Becerra en la Procuración General.

Dejá tu comentario