Caso Belsunce: Carrascosa declaró y acusó a Pachelo

Judiciales

Carlos Carrascosa, viudo de la socióloga María Marta García Belsunce, acusó hoy abiertamente a su ex vecino del country "Carmel" Nicolás Pachelo de ser el autor del crimen de su esposa, al declarar en forma imprevista en el juicio oral que se sigue en la Justicia de San Isidro.

Carrascosa, por consejo de sus abogados, resolvió hoy abandonar el mutismo que mantenía en el proceso oral y exponer su hipótesis del homicidio: que el autor del crimen fue Pachelo y que el móvil fue el "robo".

En este sentido, el ex corredor de bolsa aseveró ante los jueces del Tribunal Oral Criminal número 6 de San Isidro que le faltaron "entre 400 y 800 pesos" de la mesita de luz de su casa, luego del asesinato de su esposa.

El viudo de la víctima y principal acusado de la investigación ratificó además que, cuando vio a su esposa muerta en la bañadera de su hogar, pensó que se había tratado de un accidente.

Asimismo, Carrascosa dejó en claro ante los magistrados que nunca intentó escapar de la Justicia, pese a que tenía "los medios" para hacerlo.

"Nunca me quise fugar, me entregué de manera voluntaria, aunque tuve los medios para escaparme", expresó el acusado, que también debió responder preguntas sobre los horarios en que tomó conocimiento de la muerte de su esposa y los pasos que dio a partir de entonces.

En este sentido, el fiscal Diego Molina Pico, principal acusador de Carrascosa, insistió particularmente en interrogarlo sobre dos puntos: la ubicación del cesto de basura del baño y el lugar desde el que llamó a la empresa de medicina privada para pedir una ambulancia.

La decisión de Carrascosa de sentarse en el "banquillo" y dar su versión de los hechos se produjo luego de que, por la mañana, se leyeran varios testimonios que ponían en duda su coartada.

De hecho, la jornada comenzó cuando los jueces del Tribunal Oral Criminal número 6 de San Isidro comenzaron a escuchar la lectura de las cuatro declaraciones indagatorias que se le tomaron a Carlos Carrascosa durante la instrucción de la causa.

En esas declaraciones no se escuchó nada demasiado novedoso, ya que allí Carrascosa, había insistido en la posición que mantiene la familia de la víctima: que pensaron en todo momento que la muerte de María Marta había sido ocausada por un accidente casero.

Sin embargo, la quinta audiencia por el juicio oral dio un vuelco cuando terminaron de leerse las declaraciones del acusado y se procedió a recordar el testimonio de la masajista Beatriz Michelini, quien está acusada de "encubrimiento", y de dos testigos.

Se trata de Alba Benítez, encargada del Club House del country, y de Gerardo Ovendorfrer, mozo de ese local, quienes pusieron en duda la coartada que viene dando Carrascosa desde que se inició la investigación.

El viudo sostiene que mientras su mujer era asesinada, él se encontraba en la casa de Irene Hurtig y Guillermo Bártoli (media hermana y cuñado de la víctima), ubicada dentro del mismo country, mirando un partido entre Boca e Independiente.

Sin embargo, la encargada y el mozo del Club House sostienen que, mientras se disputaba ese partido, ellos atendieron a Carrascosa, quien pidió "un café y un lemoncello" esa tarde.

La lectura de estas declaraciones se sumaron a la de Michelini, quien dijo que se sintió "usada y defraudada por Carrascosa y los familiares María Marta".

La masajista fue quien limpió las manchas de sangre que quedaron en la casa de la víctima tras el hallazgo del cadáver, pero aclaró que lo hizo por indicación del médico que revisó a la víctima y de los familiares.

Al ver que su coartada y su actitud había sido puestas en cuestión durante la jornada, Carrascosa resolvió declarar personalmente ante los jueces y fue entonces que acusó directamente a Pachelo por el crimen.

Dejá tu comentario