Caso Cabezas: Gregorio Ríos fue beneficiado con el arresto domiciliario

Judiciales

Gregorio Ríos, el ex jefe de la custodia del empresario fallecido Alfredo Yabrán que fue condenado en el 2000 por el crimen del fotógrafo José Luis Cabezas, fue beneficiado hoy con el arresto domiciliario y estará vigilado por una pulsera electrónica, informaron fuentes judiciales.

Ríos, quien aún se encuentra detenido en la cárcel de Ituzaingó, saldrá de prisión recién cuando se formalicen todos los trámites administrativos y se consiga la pulsera electrónica que se le colocará, lo que podrá ocurrir recién la semana próxima, señalaron fuentes del Servicio Penitenciario Bonaerense.

Una alta fuente judicial confirmó a Télam que la resolución fue adoptada hoy por la Cámara de Apelaciones de Dolores, integrada por Susana Miriam Darling Yaltone, Jorge Luis Dupuy y Fernando Sotelo, a raíz de un pedido formulado tiempo atrás por la defensa del ex custodio de Yabrán.

"Fue un pedido formulado por la defensa y se estudiaron todos los antecedentes del caso antes de dictar el fallo, entre ellos los informes sobre el comportamiento del condenado en prisión, los antecedentes y los estudios psicológicos", dijo la fuente consultada.

Ríos, quien había sido condenado en el 2000 a reclusión perpetua por ser considerado el instigador del crimen de Cabezas, cumplió el 1 de setiembre pasado 16 años de cárcel, contabilizando dos por uno los años que permaneció detenido sin sentencia firme.
Según la defensa del ex custodio de Yabrán, recién en el 2008 podrán pedir que Ríos sea beneficiado con la libertad condicional, al cumplir los dos tercios de la condena que fue reducida por la Cámara de Casación Penal de reclusión perpetua a 27 años.

Hasta el momento, cuatro de los condenados por el homicidio del fotógrafo de la revista Noticias, ocurrido el 25 de enero de 1997, recuperaron su libertad, pese a haber sido condenados a perpetua.

Es que, Horacio Anselmo Braga, Sergio Gustavo González y José Luis Auge, tres de los miembros de la denominada "banda de los horneros" -el cuarto, Héctor Miguel Retana, murió en prisión-, ya fueron liberados luego de que Casación les redujo las penas.

El 18 de agosto pasado, el ex oficial de la policía bonaerense Aníbal Luna consiguió el mismo beneficio y también abandonó la cárcel.

El que continúa preso con posibilidades de ser liberado es Camaratta, que en los próximos meses puede ser beneficiado al igual que su colega Luna ya que Casación le redujo su condena a 25 años de cárcel.

El único que deberá cumplir la reclusión perpetua es el ex oficial Gustavo Prellezo, condenado por ser autor material del asesinato, ya que su defensa presentó el mismo recurso que los demás imputados, pero fuera del plazo legal, por lo que quedó sin efecto.

Cabezas fue asesinado la madrugada del 25 de enero de 1997 tras retirarse de una fiesta en la casa de Pinamar del empresario postal Oscar Andreani.

Según la investigación realizada, el reportero, quien trabajaba para la revista Noticias, fue capturado, golpeado, introducido en su auto y llevado a la cava de General Madariaga, donde lo esposaron, balearon en la cabeza y quemaron el auto.

Dejá tu comentario