Caso Dalmasso: abogado de Facundo apunta a la pista de los albañiles

Judiciales

Marcelo Brito, abogado defensor del joven Facundo Macarrón, imputado por el abuso sexual y asesinato de su madre, Nora Dalmasso, afirmó hoy que "debe profundizarse la investigación" sobre los obreros que trabajaban en la refacción de la casa donde mataron a la mujer.

De esta manera, Brito intenta que los investigadores del caso vuelvan a poner el ojo en la pista de las personas que trabajaban en las remodelaciones que se hicieron en la casa del barrio Villa Golf.

Esta hipótesis cobró mucha fuerza a principios de año, con la detención y posterior liberación del pintor Gastón Zárate, quien fue considerado un "perejil" por la sociedad de Río Cuarto pero sigue imputado en la causa.

"Para mí, ella se encontraba en su cama, sola, en el dormitorio de Valentina, porque estaban remodelando la habitación principal. En esas circunstancias, ella debe haber escuchado ruidos, se levantó, y fuera de la habitación fue agredida. Luego, fue sometida sexualmente y, como ella conocía al agresor o agresores, fue llevada a la cama, donde le dieron muerte", describió el abogado.

En declaraciones radiales, el letrado explicó que "por el único lugar que pudieron haber entrado es una puerta-ventana del dormitorio matrimonial, en la planta alta".

El abogado del hijo mayor de Nora Dalmasso consideró que "el asesino pudo haber ingresado trepando por una pérgola, a la que se puede subir con una escalera, que es la que usualmente utilizaban los pintores".

Además, recordó que el día del crimen -sábado 25 de noviembre último- el personal de servicio se encontraba en día franco.

"Quien ingresó conocía que podía acceder por ese lugar, sin hacer fuerza alguna", dijo Brito.

Por tal motivo, el abogado apuntó a los "pintores y parquetistas (colocadores de parquet)" como sospechosos del crimen en caso de que se pueda confirmar su hipótesis.

"Los parquetistas habían terminado de trabajar dos semanas antes y ese sábado, en que fue la muerte de la señora, a las 8:00, tenía que ir a trabajar personal para el hidrolaqueado del parquet. El joven que tenía que ir fue interrogado y, a mi juicio, incurrió en contradicciones", deslizó el abogado de Facundo.

En ese sentido, insitió en que "hay que profundizar una investigación", ya que "hoy, siete meses después, resulta mucho más difícil ajustar los testimonios".

Dejá tu comentario