Caso Dalmasso: tras el escándalo liberaron al pintor acusado del asesinato

Judiciales

La Justicia dejó ayer en libertad a Gastón Zárate, el joven pintor que el viernes fue detenido en la ciudad cordobesa de Río Cuarto imputado de ser presunto el autor del asesinato de Nora Dalmasso, ocurrido a fines de noviembre último en una residencia del barrio Villa Golf.

La excarcelación fue ordenada por el juez de Control de Río Cuarto, Daniel Muñoz, luego de diligenciar la petición presentada por el defensor de Zárate, el abogado penalista Enrique Zabala, quien aclaró ante la prensa que la medida fue adoptada por "falta de elementos", aunque su cliente aún no fue desincriminado.

Poco minutos después de conocerse la noticia, un vocero parlamentario anticipó que el Poder Legislativo convocará con carácter de "urgente" al Fiscal General de la Provincia, Gustavo Vidal Lascano, para que el lunes o martes de la próxima semana brinde explicaciones sobre la investigación del caso.

La libertad de Zárate fue revelada en primer término por la madre del joven, Shirley Barrionuevo, e inmediatamente después confirmada por su abogado defensor en declaraciones a la prensa local.

Zabala puntualizó que la liberación fue ordenada por el magistrado a raíz de carecer de "elementos suficientes para detenerlo", agregando que su cliente deberá comparecer el próximo lunes a prestar declaración pero "en calidad de testigo".

Tras precisar que en su presentación ante el juez de Control solicitó que le explicara "porqué iba a estar detenido sábado y domingo", reiteró que la medida "no lo desincrimina" ante la posibilidad de que posteriormente "encuentren pruebas" que lo puedan incriminar.

Recordó finalmente que Zárate está imputado como presunto autor de los delitos de abuso sexual con acceso carnal, homicidio agravado y hurto calificado por escalamiento.

Al margen de los argumentos legales esgrimidos por el abogado defensor al reclamar la excarcelación de su cliente, la decisión judicial parece haber sido influenciada por la movilización que el viernes protagonizaron miles de personas por las calles céntricas de Río
Cuarto para exteriorizar su apoyo al pintor.

La marcha, que fue denominada "perejilazo", en alusión a la humilde condición de Zárate y a la creencia generalizada de que es un "chivo expiatorio", se reiteró ayer

A pesar de que uno de los tres fiscales que ordenaron la captura del joven acusado, Javier Di Santo, había negado anoche en forma contundente haber recibido presiones en las últimas horas, la decisión adoptada por el juez Daniel Muñoz tuvo inmediata repercusión en el ámbito político.

Desde el ámbito legislativo se conoció este mediodía que la bancada de Unión por Córdoba, la coalición oficialista que lidera el PJ, le pidió este mediodía al presidente de la Unicameral, Francisco Fortuna, que el Fiscal General de la Provincia, Gustavo Vidal Lascano, sea convocado para "brindar explicaciones".

El bloque oficialista tiene el convencimiento que la detención del joven pintor generó inocultables muestras de indignación, impotencia y descreimiento entre los habitantes del territorio provincial, particularmente de la ciudad de Río Cuarto, cuyos vecinos ganaron las calles para exigir la inmediata libertad del humilde trabajador.

Según lo confirmado a la prensa por un vocero parlamentario, el Fiscal General sería citado en forma "urgente" para que el lunes o martes de la próxima semana brinde "explicaciones" sobre la investigación de este resonante caso judicial.

La repercusión nacional que alcanzó este crimen cometido en una lujosa mansión de un coqueto country de Río Cuarto, unos 215 kilómetros al sur de la capital provincial, motivó al gobernador José Manuel de la Sota a "sugerir" la intervención de los mejores fiscales y ordenó enviar a los mejores pesquisas policiales para obtener un pronto esclarecimiento.

Dejá tu comentario