Caso Dalmasso: FBI halló pruebas clave en las muestras analizadas

Judiciales

El FBI estadounidense logró encontrar huellas de al menos tres ADN distintos entre las muestras recogidas de la escena del crimen de Nora Dalmasso, y una de ellas pertenecería al viudo Marcelo Macarrón, según trascendió hoy.

Fuentes judiciales citadas hoy por el diario local Puntal indicaron que la segunda huella genética pertenecería a alguien del "círculo íntimo" de la víctima, y la restante a una persona de quien no se conocería la identidad.

La huella genética que pertenecería a Marcelo Macarrón podría explicarse en el testimonio brindado por el viudo, quien en su momento declaró que mantuvo contacto íntimo con Nora el día anterior a partir hacia Uruguay, donde se encontraba en el momento del crimen.

Ante la fiscalía, Macarrón sostuvo que cuando asesinaron a Dalmasso él se encontraba en el vecino país participando de un torneo amateur de golf, coartada que fue comprobada en su momento.

A pesar de los testigos que confirmaron esto, el fiscal Javier Di Santo dispuso enviar exhortos a la Justicia uruguaya para tener por escrito la certificación de su permanencia allí.

Hasta el momento, esta contestación todavía no habría llegado, por lo que el fiscal decidió enviar meses atrás a una comisión para que viajara a Uruguay e investigara sobre lo acontecido con Macarrón allí.

Según publicó el diario Puntal, la segunda huella genética que el FBI logró establecer pertenecería a un integrante del "círculo íntimo" de Nora, y no se trataría de su hijo Facundo, uno de los dos imputados que posee la causa.

En cuanto a esta muestra, fuentes judiciales estimaron que podría ser producto de la presencia posterior de esta persona del círculo "íntimo" en la escena del crimen, que pudo haber estado contaminada.

El tercer ADN no había podido ser identificado y para algunos podría ser uno de los caminos a seguir para llegar a ubicar al autor material del crimen.

En tanto, respecto a la traducción del informe del organismo de investigaciones norteamericano, podría haber un cambio respecto a la encargada de realizarla.

Es que en las últimas horas trascendió que la profesora de inglés Graciela Bauducco podría ser designada para llevar adelante esta acción, que es esperada con expectativa por los responsables de la causa.

Bauducco es traductora pública y está inscripta en el registro judicial de Río Cuarto y en otras oportunidades ha actuado en causas judiciales.

Bauducco trabajaría junto con el médico forense oficial David Dib, y estaría secundada por Gabriela Neuman, de parte de la defensa de Facundo, Elsa Pinna Senn -respecto a la querella- y aún resta aún el nombramiento de la persona designada por los abogados del otro imputado, el pintor Gastón Zárate.

La traducción, que se realizaría el próximo martes, es de vital importancia para investigación, dado que el fiscal Di Santo no entregó copias del informe y los abogados de las partes sólo pudieron leerlo en la Fiscalía.

Una vez realizada la copia al castellano del informe, el fiscal dispondrá entonces del contenido de la pericia para poder comparar con las huellas genéticas de la línea Macarrón.

Dejá tu comentario