15 de junio 2005 - 00:00

Chabán libre

Fue liberado anoche Omar Chabán, el gerenciador de la disco República de Cromañón, procesado por su responsabilidad en la muerte de 193 personas a raíz del incendio del 30 de diciembre pasado. Su excarcelación hasta la iniciación del juicio oral y público sigue generando fuerte conflictividad jurídica, política y social. Los familiares de las víctimas de la tragedia lo insultaron y agredieron al llegar al domicilio de su madre, en la localidad bonaerense de San Martín.

Chabán libre
Omar Chabán recuperó anoche su libertad bajo fianza tras permanecer 165 días en prisión, y podrá aguardar fuera de la cárcel el inicio del juicio oral que se sustanciará por la tragedia del boliche República de Cromañón, que provocó el 30 de diciembre último la muerte de 193 personas. El empresario de la noche dejó el penal de Marcos Paz en un auto del Servicio Penitenciario y se trasladó hasta la Superintendencia de Seguridad Federal en el barrio de Villa Lugano de la Capital. Luego, desde allí fue transportado en un auto particular oscuro, escoltado por un patrullero, hasta el domicilio de su madre en el partido bonaerense de San Martín. Hace un mes, la Cámara del Crimen le concedió la excarcelación, y luego la Corte Suprema rechazó pronunciarse sobre el caso a través de un per saltum. El traslado se produjo en medio de la protesta de familiares de las víctimas de la tragedia.

Al llegar a su nuevo lugar de pernocte, ubicado en un edificio de las calles Belgrano y Pellegrini de la ciudad del conurbano bonaerense, el gerenciador de Cromañón fue agredido a golpes e insultado por decenas de familiares de las víctimas del 30 de diciembre. Con un chaleco antibalas color blanco puesto, el empresario descendió del automóvil al mismo tiempo que varios familiares se abalanzaron sobre el vehículo. El episodio generó algunos apretujones, golpes e insultos que obligaron a los policías bonaerenses a rodearlo para protegerlo.

No bien traspasó el vallado que rodea por precaución el edificio en el cual permanecerá durante los próximos días, el empresario cayó al piso como consecuencia de las agresiones que recibió.

«Si mañana Chabán está acá, le vamos a quemar el edificio»,
dijo uno de los padres de una víctima de la tragedia. Los familiares estaban acompañados por casi 200 vecinos que se acercaron al lugar para repudiar la excarcelación de Chabán. Los manifestantes también agredieron e insultaron a un policía de civil, a quien acusaron de haberlos provocado y rompieron los vidrios de un patrullero en el cual intentó resguardarse de la ira de los vecinos.

• Manifestación

Alrededor de las 19.30, Chabán fue puesto en libertad, y a esa hora algunos familiares de las víctimas manifestaron frente a la puerta principal de la dependencia policial para oponerse a la liberación del empresario, por lo que Chabán fue trasladado por una puerta lateral. En el momento de la liberación se vio a Chabán afeitado y vistiendo un suéter bordó, un pantalón rojo y el chaleco blanco, mientras ingresaba en un automóvil Fiat Tipo oscuro que se retiró escoltado por un móvil de la Policía Federal.

La excarcelación se hizo efectiva luego de que se destrabaran los últimos trámites referidos a la tasación de los bienes inmuebles que los allegados al imputado presentaron para cubrir la fianza de medio millón de pesos dispuesta por la Justicia. Chabán era el penúltimo de los 22 procesados por la tragedia de República de Cromañón que permanecía detenido, por lo que ahora todos ellos podrán seguir en libertad hasta que se materialice el proceso oral y público.

En la cárcel sólo continúa
Raúl Villarreal, a quien se identifica como «mano derecha» del gerenciador de Cromañón, quien de todos modos ya fue beneficiado con una medida excarcelatoria y saldrá de la cárcel apenas se acepten las garantías que presentó para cubrir la fianza de $ 30 mil que fijó la Justicia.

• Sin salidas

El abogado de Chabán, Pedro D'Attoli, ratificó que su cliente vivirá en la casa de su madre pese a la oposición que ya mostraron algunos vecinos de esa zona, y dijo que «no se fijó ningún lugar alternativo». Chabán permanecerá los próximos mesesencerrado en ese departamento estudiando la causa y preparándose para el juicio oral y público.

D'Attoli reveló que Chabán -según sus propios dichos- «no va a salir absolutamente para nada para no generar controversias» y admitió que esto podría ser «casi una prisión domiciliaria».

De todos modos, señaló que Chabán quería salir de la cárcel porque así podría tener «una computadora y mejor acceso a la información, para preparar su defensa para el juicio oral y público». También descartó que haya pedido alguna medida especial de seguridad aunque desde el gobierno le habrían ratificado el compromiso de brindarle custodia a través de las policías Federal y Bonaerense. El abogado señaló: «No creo que haya ninguna agitación. Lo descarto absolutamente de parte de los padres. Puede ser de algún agitador o de algún provocador. Pero esperemos que todo sea en paz».

Dejá tu comentario