Condenan a hombre a prisión por abusar de niño

Judiciales

Un hombre de 54 años fue condenado hoy a seis años de prisión efectiva, al ser encontrado responsable del delito de "abuso sexual gravemente ultrajante", en contra de un niño de ocho años, informaron fuentes judiciales.

La Cámara Penal II, integrado por Jorge Alvarez Morales, David Olmedo de Arzuaga y el juez de Instrucción Marcelo Soria, coincidieron en que Francisco Reynaldo Nieva, de 54 años, "es el responsable del delito de abuso sexual gravemente ultrajante".

En la resolución se señaló que la culpabilidad de Nieva quedó acreditada en los testimonios y en la investigación policial y judicial.

El fiscal Gustavo Bergesio al finalizar los alegatos, solicitó para Nieva una condena de 6 años de prisión efectiva, "pues en la ronda de testigos quedó acreditada su culpabilidad".

El defensor oficial de Nieva, Vicente Olmos Morales, había pedido la pena mínima para su defendido, pero la Cámara Penal II condenó al imputado a purgar una condena de 6 años de prisión efectiva, por lo que fue trasladado al Servicio Penitenciario Provincial.

El juicio fue únicamente oral y no público "por tratarse de un juicio de instancia privada y a los fines de preservar la identidad de la víctima".

El niño fue abusado por Nieva el 28 de noviembre de 2002 en una zona descampada del departamento Valle Viejo, distante siete kilómetros de la ciudad de Catamarca.

En esa oportunidad, el niño regresaba a su hogar y fue interceptado por Nieva, que le ofreció dinero a cambio de que se dejara tocar.

El niño se negó, pero el sujeto lo levantó por la fuerza y lo llevó a un descampado, lo ocultó detrás de una maleza y bajo amenaza comenzó a manosear sus partes íntimas e hizo que también lo tocara a él, según el expediente y el relato desgarrador del nene.

La denuncia fue presentada por la madre del niño, que le relató el episodio que vivió durante casi 30 minutos, que fue el tiempo en que el abusador lo tuvo bajo su sometimiento, y luego lo dejó ir pero lo amenazó para que no contara nada.

Dejá tu comentario