Confirman que restos hallados en Cipoletti son de Otoño Uriarte

Judiciales

Los resultados de los análisis de ADN confirmaron que el cadaver encontrado hace un mes en un canal de riego de la ciudad rionegrina de Cipolletti corresponden a la adolescente Otoño Uriarte.

Así lo confirmaron esta noche la jueza de Instrucción de Cipolletti, Alejandra Berengue, y el padre de la joven Roberto Uriarte.

De acuerdo a la magistrada, "el cotejo de las muestras de ADN que se enviaron a analizar a la Facultad de Bioquímica de la Universidad Nacional de Buenos Aires (UBA) coinciden en algunos puntos con las muestras de la abuela materna de Otoño".

Por su parte, los familiares de la adolescente destacaron la necesidad de esperar los resultados de otra muestra que fue enviada al Hospital Duran y que llegarían en una semana "para determinar de manera fehaciente" si se trata del cuerpo de la menor.

La joven, de 17 años, había desaparecido el 23 de octubre del año pasado, cuando fue vista por última vez en la localidad rionegrina de Fernández Oro, luego de un entrenamiento de voley, y a sólo 15 kilómetros del lugar donde se produjo el hallazgo del cadáver.

Los restos óseos fueron encontrados por una mujer y un niño el 24 de abril último en el lecho de un curso de agua de la ciudad de Cipolletti, ducto que era vaciado al final de la temporada de riego.

De acuerdo a la policía, el cadáver estaba en un avanzado estado de descomposición y sin los miembros inferiores, vestido con una campera negra con vivos fluorescentes, lo que habría llevado a pensar que se trataba de Otoño, ya que la adolescente estaba vestida con una prenda parecida.

Los restos fueron llevados a la morgue judicial de General Roca, localidad ubicada a 40 kilómetros al este de Cipolletti, donde se realizó la autopsia durante la madrugada bajo la supervisión de la jueza Alicia Berenguer.

Más tarde, la magistrada dispuso la realización de nuevos estudios para poder determinar la identidad del cadáver, entre ellos el análisis de las piezas dentales y un ADN.

En total, fueron enviadas dos muestras del cadáver hallado; la primera fue considerada nula, según informó un familiar, por lo que se enviaron otras muestras del cuerpo que fueron divididas en dos para que distintas instituciones practicaran el análisis.

La desaparición de Otoño conmovió a toda la población del valle de Río Negro, en particular cuando la prensa regional difundió que había escuchas telefónicas que vinculaban a oficiales de la policía provincial con una presunta red de trata de blancas.

Algunas hipótesis relacionaron a la desaparición de la joven con la actividad de prostíbulos en la zona, amparada por jefes policiales.

Dejá tu comentario