Conzi: debaten hoy si es inimputable

Judiciales

Doce audiencias transcurrieron, en las que se escucharon declaraciones contradictorias, testigos falsos, se analizaron pericias balísticas y se lanzaron todo tipo de acusaciones cruzadas, en el juicio que se le sigue al empresario Horacio Conzi por el asesinato de Marcos Schenone, que tendrá hoy un nuevo debate sobre si es imputable o no, al poner el eje en el estado mental del acusado al momento del crimen.

Tres de los peritos que evaluaron la salud mental de Horacio Conzi coincidieron en que comprende la criminalidad de sus actos, aunque un psiquiatra declaró que en el momento en que presuntamente asesinó a Marcos Schenone quizá no pudo dirigir sus acciones.

• Debate central

El juicio oral se reanuda hoy a las 10, y contempla uno de los debates centrales de la causa: si Conzi es imputable judicialmente o no.

En esta nueva jornada será el turno de los peritos de la defensa que intentarán probar su inimputabilidad.

Para ello fueron convocados cinco médicos psiquiatras y psicólogos del cuerpo de medicina legal de la Policía Federal,
quienes lo indagaron en quince entrevistas en 2003, que le realizaron durante un año, a pedido del primer fiscal de la causa, Mario Kohan.

Entre ellos figuran: el psiquiatra Edgardo Piaggio y la psicóloga Silvia Fregonese, por la defensa; y el psiquiatra Mariano Castex y la psicóloga Gabriela Tomaís, en representación del acusado.

El psiquiatra
Mariano Castex adelantó que dejó claro que «Conzi es un psicótico, que presenta un cuadro de delirio esquizo-paranoide y precisa un largo tratamiento».

Las conclusiones siempre resultaron polémicas y ambiguas, ya que si bien todos coincidieron en que Conzi comprende la criminalidad de sus actos, dejaron abierta la posibilidad de que aquella noche de 2003, en caso de haber ingerido alcohol o drogas, quizá no pudo direccionar sus acciones en forma racional.

El viernes, declaró la clínica Alba Pagano, quien concluyó ante los jueces del Tribunal Oral Criminal 4 de San Isidro, que desde el punto de vista clínico, Conzi es imputable, ya que «no existen elementos que permitan pensar que tiene a nivel cerebral alguna falencia orgánica que no le permita comprender o dirigir sus actos».

• Sin precisiones

Luego, en su testimonio, la neuróloga Sonia del Valle Sieber declaró que un profundo estudio neurológico que se denomina científicamente «Spect» no pudo detectar en el acusado patología alguna.

El tercer y más controvertido testimonio fue el del psiquiatra Rubén Frontini, quien durante más de cuatro horas de declaración mantuvo su conclusión del informe, es decir que Conzi fue consciente de sus actos, aunque dejó claro que «quizás aquella noche por algún motivo que habrá que esclarecer no pudo manejar sus impulsos y reacciones».

Frontini recordó que en la última entrevista que tuvo con el acusado, éste amenazó de muerte a todos los peritos. «Si llega a salir un informe desfavorable, ahí si agárrense fuerte, porque van a conocer a un verdadero asesino. Aunque tenga que gastar dos millones de dólares, les prometo que nunca más van a comer un asado con sus hijos», habría dicho el sospechoso.

Dejá tu comentario