Demoran pesquisa de bienes de Kirchner

Judiciales

La Sala II de la Cámara Federal rechazó ayer un planteo de nulidad, que el Fiscal Nacional de Investigaciones Administrativas (FNIA), Manuel Garrido, había presentado en respuesta a la decisión del juez federal Rodolfo Canicoba Corral, de archivar una denuncia en contra de Néstor y Cristina de Kirchner por supuesto enriquecimiento ilícito.

De esta forma los jueces Horacio Cattani y Martín Irurzún, truncaron temporariamente la posibilidad de que el matrimonio presidencial sea investigado por su incremento patrimonial, en el fuero federal.

Sin embargo, dejaron en claro en un fallo de cuatro páginas, que la investigación podía seguir su curso al mando de Garrido, sin necesariamente tener que recurrir al otro fuero.

«Corresponde advertir que de las normas legales y reglamentarias que rigen la actuación de la FNIA, surge claro que su titular posee atribuciones suficientes en este estado inicial para, en el marco de la investigación preliminar que tiene en curso en su ámbito, ordenar por sí mismo -sin necesidad de recurrir a una instancia judicial- las medidas de prueba cuya producción reclama en su escrito de interposición», subraya y justifica a la vez la resolución de cámara.

La Oficina Anticorrupción había indicado en febrero pasado que Kirchner, junto a su esposa, habían incrementado su patrimonio en 160% durante su gestión. En respuesta a esa afirmación, el mediático abogado Ricardo Monner Sans radicó una denuncia por presunto enriquecimiento ilícito, que terminó sorteándose al fiscal federal Eduardo Taiano.

Tanto el fiscal como el juzgado en donde finalmente recayó el proceso, comandado por Canicoba Corral, entendieron que la causa debía ser archivada, luego de que el matrimonio presentara un escrito justificando su patrimonio.

En ese sentido, y según los datos presentados ante la Justicia, los números K crecieron el último año de 5,7 millones de pesos (1,8 millón de dólares), hasta llegar a los 17,8 millones (5,6 millones de dólares).

Entre los bienes de los Kirchner, figuran un edificio de diez apartamentos y un complejo turístico, además de poseer junto a su esposa numerosas propiedades, seis terrenos y dos locales comerciales. Todo esto en medio de la pulseada con el campo, al cual tildan de «oligarcas».

Por otro lado, días antes de que Monner Sans dejara asentada la denuncia, un grupo de legisladores opositores, entre ellos los carrioístas Adrián Pérez, Patricia Bullrich y Fernando Iglesias, también le habían pedido a Garrido que ahondara sobre el patrimonio de los mandatarios y abriera una instrucción en su ámbito.

Según el fallo firmado por los camaristas, su decisión «no produce efectos de cosa juzgada y ante nuevos elementos, como podrían ser los resultados y conclusiones a los que eventualmente se arribe en las actuaciones iniciadas por la FNIA y por la Oficina Anticorrupción,el expediente sin duda puede ser reabierto».

De esta manera, la cámara concluye e insiste en que la FNIA puede seguir recabando pruebas y desarrollando su investigación normalmente, aunque frena hasta el momento la posibilidad de que como tantos otros ex presidentes que alguna vez estuvieron en ese puesto, sean investigados por supuesta corrupción pública durante el mismo mandato.

Dejá tu comentario