Detienen a ex operador argentino de JP Morgan acusado de fraude

Judiciales

Un ex vicepresidente del banco JP Morgan acusado de cometer un millonario fraude bancario por la Justicia de los Estados Unidos fue detenido en Buenos Aires por efectivos de la división Interpol de la Policía Federal.

El procedimiento en el que fue detenido Hernán Arbizu, de 39 años, se produjo ayer al mediodía, según informaron hoy a Noticias Argentinas fuentes policiales.

La detención de Arbizu respondió a un pedido de extradición de una corte de Manhattan.

Arbizu fue acusado hace pocos días de "realizar una transferencia fraudulenta de dinero desde una cuenta radicada en los Estados Unidos, violando las normas del país que rigen las actividades bancarias y financieras", según informó la propia entidad.

No obstante, el ex ejecutivo habría realizado más movimientos ilegales de dinero, dado que el fiscal del distrito sur de Nueva York Michael García sostuvo que Arbizu fue inculpado de haber realizado doce transferencias no avaladas, entre marzo de 2007 y abril de 2008, mientras fungía como vicepresidente de JPMorgan.

De acuerdo con lo publicado por medios internacionales, a Arbizu se le imputa haber participado de una conspiración para retirar fondos por 5,3 millones de dólares sin la autorización de los clientes, a través de transferencias electrónicas no autorizadas.

"Los giros totalizan 5,3 millones de dólares y provienen de cuentas de clientes privados de los bancos JPMorgan Chase y UBS (Unión de Bancos Suizos), precisó el fiscal García en declaraciones citadas por la agencia internacional AFP.

Al respecto, García señaló que "tres de los 15 cargos presentados por la justicia estadounidense son pasibles de un máximo de 30 años de cárcel cada uno", y precisó que el sospechoso está actualmente detenido en Argentina "a la espera de una extradición".

Arbizu, quien manejaba en el JP Morgan fondos de alto rendimiento provenientes de la Argentina y Chile, se presentó ante el juez federal Sergio Torres en mayo pasado y confesó haber participado en una "asociación ilícita" destinada a evadir impuestos y lavar dinero.

Tras ello, el magistrado inicio una causa y le concedió al ejecutivo la eximición de prisión. Sin embargo, luego de la presentación de la entidad y del pedido de extradición de la corte norteamericana, el juez federal Alberto Ballesteros ordenó su detención.

Dejá tu comentario