Dictan perpetua al asesino de la estudiante francesa

Judiciales

El Tribunal Oral Criminal número 9 condenó a prisión perpetua a Pablo Olivares, el vigilador del edificio en el que vivía la estudiante francesa que fue violada y asesinada hace dos años.

Bermond había elegido a Buenos Aires como destino para estudiar pero fue encontrada muerta en un sillón de su casa con marcas de golpes y de violación. Luego del asesinato, le cortaron la garganta.

Luego de leída la sentencia, el condenado le dijo a la madre de la joven asesinada que «su hija no tuvo justicia, esto es para tapar las macanas de otro». Previo a la lectura del fallo, Olivares se declaró inocente asegurando que él no había matado a la estudiante, al tiempo que denunció haber sido «víctima de una mala investigación».

La principal prueba que los investigadores reunieron en contra del condenado fue el libro de guardia, en el que anotó el ingreso de una persona llamada «Sergio», pero que los peritos determinaron que fue escrito en un estado de nerviosismo que no se correspondía con lo anotado en los otros renglones.

  • Condena

    Los jueces lo condenaron a la misma pena que habían requerido la Fiscalía y la querella, tras acusarlo por el delito de «abuso sexual por acceso carnal en concurso con homicidio criminis causa». Al desglosar las pruebas contra Olivares, el fiscal Horacio Michero destacó que el imputado presentaba lesiones en su cuerpo horas después del crimen, cuyo origen no supo explicar.

    «Todo apunta hacia Olivares... fue él quien logró que Bermond le abriera la puerta con alguna excusa, la golpeó brutalmente, la violó y le provocó la muerte con un mecanismo de asfixia», dijo el fiscal.
  • Dejá tu comentario