24 de mayo 2007 - 00:00

El Skanska de todos los días

• No pudo sesionar el Congreso: el oficialismo huyó para que el tema no ingrese a discusión • También el juez López Biscayart indagará a funcionarios, no sólo su colega Montenegro: los convoca por evasión • Se confirmó la denuncia de extorsión contra dos abogados • Hay diez procesados más y cinco en suspenso • Llaman a responsables de 23 empresas fantasma por facturas truchas • Lo más enigmático: ¿quién será el primer gran empresario en ser procesado en la gigantesca causa?

Los abogados de los ex gerentes de Skanska desembarcarían en las próximas horas con una defensa que apuntará a responsabilizar a la cúpula local y a la sueca de la evasión tributaria que investiga el juez Javier López Biscayart.

Tras los procesamientos, los abogados argumentaron que sus clientes no tienen vinculación con la evasión tributaria.

La teoría que se pondrá en escena sostiene que los que evadieron «no son los empleados sino las empresas que se beneficiaban con esa evasión de impuestos».

Además dirán que la actuación de los directivos despedidos habría respondido a «una práctica de corrupción» que no era propia de los gerentes sino de la empresa.

«Respondían a instrucciones», deslizó uno de los abogados más entusiasmados en avanzar contra la empresa constructora.

En la madrugada de ayer, López Biscayart procesó a nueve ex directivos de la filial argentina que tuvieron activa participación en las obras de los gasoductos Norte y Sur. Resta definir la situación de otros cinco involucrados entre los que se encuentran el ex responsable de Skanska, entre 1999 y 2005, Mario Piantoni, y del ex director Ignacio Uribelarrea.

El magistrado suscribió la resolución de 130 carillas por la que dispuso los procesamientos de Alejandro Gerlero, Gustavo-Angel Vago, Javier Azcárate, Sergio Rubén Zerega, Eduardo Pedro Varni, Roberto Zareba, Atilio César Fuentes, Juan Carlos Bos, Héctor Obregón y el contador Alfredo Greco.

López Biscayart confirmó la «libertad provisional» de los nombrados -a excepción del contador Greco, quien estaba detenido y cuya detención transformó en prisión preventiva-.

El magistrado también dictó la «falta de mérito» (situación intermedia entre el procesamiento y el sobreseimiento) de José Manuel Alonso, ex director financiero de Skanska para América latina, quien continúa sometido al proceso.

  • Denunciante

    Alonso fue quien en memorandos internos denunció la existencia de «comisiones indebidas». Lo hizo enviando esa información a Estocolmo, donde mantuvo una reunión con sus superiores Stuart Graham, Thomas Alm y Hans Biorck, quienes supuestamente reconocieron que se trataba de un escándalo de impredecibles consecuencias judiciales.

    Los procesamientos de los ex funcionarios de Skanska deberán ahora ser revisados por la Sala B de la Cámara en lo Penal Económico, donde el expediente llegará ante la apelación que presentarán los defensores de los procesados.

    Los abogados más mediáticos del rubro tribunalicio tienen planeado impugnar buena parte de la resolución de López Biscayart.

    Consideran que el juez basó todo su juzgamiento en la declaración de Claudio Corizzo, el auditor de Skanska que descubrió la evasión y grabó a los gerentes infieles.

    Afirman que la declaración del auditor «no tiene valor» porque Corizzo «incorporó pruebas de manera irregular» a la investigación interna realizada en la empresa sueca.

    Además sostienen que de testigo pasó a ser imputado, luego de que el juez comprobara que le mintió cuando le entregó las pruebas. En un primer momento aportó una grabación «descafeinada» de un gerente admitiendo el pago de coimas pero reservó para la empresa una de 80 minutos, con impactantes detalles sobre negocios de corrupción.
  • Dejá tu comentario