21 de abril 2008 - 00:00

Ex de Siemens revela hoy si da nombres de coimeros

Siemens, una de las empresas más reconocidas como corruptoras del poder en cualquier lugar del mundo (Argentina, España, etc.), acaba de transparentar -a través de uno de sus ex directivos-la entrega de suculentas coimas a funcionarios para conseguir la licencia para realizar los DNI y controles aduaneros que se utilizan hoy en la Argentina. Había sospechas, una Justicia en apariencia congelada y participantesimportantes de ese enjuague en el que intervinieron también hasta adversarios en la licitación. Gente famosa, en apariencia respetable. Se suman en este proceso nombres que sonrojan a muchos y que advierten, también, sobre los negocios que la empresa ha realizado con el actual gobierno. Debe llegar una confesión desde el exterior para que en la Argentina se despunte algo que sabían todos.

Heinrich von Pierer, ex CEO de Siemens Alemania y ex asesor de Angela Merkel, quedóacusado desde el año pasado de distribuir sobornos también en la Argentina. Hoy volveráa declarar ante fiscales en Munich.
Heinrich von Pierer, ex CEO de Siemens Alemania y ex asesor de Angela Merkel, quedó acusado desde el año pasado de distribuir sobornos también en la Argentina. Hoy volverá a declarar ante fiscales en Munich.
La Argentina quedó envuelta desde el fin de semana en otro escándalo por coimas, esta vez internacional, que involucra a la alemana Siemens AG. La investigación esta vez no se limita al país: la empresa está respondiendo ante los fiscales federales en Munich por una denuncia sobre distintos casos de supuestas coimas que pagó en todo el mundo para asegurarse la concesión de distintos negocios. Entre ellos hay un capítulo reservado para el contrato que consiguió Siemens en la Argentina para la confección de los nuevos DNI de seguridad, que fue firmado por el gobierno de Carlos Menem en 1998, luego rescindido por Fernando de la Rúa. Esto motivó un juicio contra el país que se ventila en el CIADI y en 2002 tuvo un nuevo intento, fallido, para revivirlo. En este caso, la denuncia de un ex ejecutivo de Siemens aclara que en total hubo pagos de coimas al Ministerio del Interior, encargado de la operación de los nuevos DNI, por alrededor de u$s 90 millones.

El escándalo en Alemania llegó a salpicar la semana pasada al gobierno de Angela Merkel. Hoy Heinrich Von Pierer, ex CEO de Siemens y asesor en tecnología de la canciller alemana hasta la semana pasada, se presentará ante la fiscalía de Munich por las acusaciones de haber supuestamente sobornado a distintos gobiernos, entre los que se encuentra el de la Argentina en 1998 para conseguir la adjudicación del contrato de los DNI y en 2002, una vez más, para intentar reactivarla. La investigación se mantiene en secreto absoluto, al punto que ni siquiera se informó oficialmente la causa por la que un ex presidente de Siemens va a declarar ante la Justicia de ese país, pero existen antecedentes que hasta ahora no habían sido mencionados. Esta claro que el peso de Siemens en la economía alemana ha mantenido en reserva gran parte de la investigación.

La historia comenzó con la denuncia que hizo un ejecutivo de Siemens a sus superiores sobre las presiones que un asociado le hizo llegar telefónicamente por pagos de coimas en Arabia Saudita. La amenaza fue sintética: o le reconocían comisiones por U$S 910 millones o revelaría las supuestas operaciones encubiertas de Siemens.

El nombre de ese ejecutivo, que hasta ahora se mantuvo en reserva, en realidad apareció en una denuncia sobre el caso que publicó el periódico «The Wall Street Journal» en enero de 2007. Allí se relata que Michael Kutschenreuter recibió un llamado de un representante de la empresa Beit Al Etisallat presionando por los sobornos. Luego hubo otros comunicados, como el de una consultora suiza pidiendo pagos para derivar a la Argentina. El fue quien comunicó a sus superiores, entre ellos Von Pierer, CEO de la empresa, los pedidos. Según su declaración, obtuvo como toda respuesta del presidente de la compañía que debían comportarsecomo «soldados de Siemens» y, supuestamente, le ordenó pagar las coimas.

La denuncia continuó y en noviembre del año pasado Kutschenreuter fue detenido. Siemens entonces lo suspendió de la empresa declarando que nunca habían existido pagos indebidos a la empresa árabe. En Navidad fue liberado bajo un acuerdo de cooperación con la fiscalía, similar a los que se realizan en Estados Unidos.

El mismo ejecutivo fue quien relató que existieron pagos ocultos a la Argentina por el contrato de los DNI, aunque Siemens en la investigación ya declaró que nunca existieron sobornos pagados en el país, en Rusia o Eslovaquia, que también fueron involucrados en la denuncia.

De acuerdo con las declaraciones que reprodujo la prensa en Alemania, especialmente la revista «Der Spiegel», el ejecutivo aseguró que «durante 1998 se pagaron unos u$s 70 millones en coimas para que el presidente Carlos Menem firmara el contrato de digitalización de documentos de identidad y la informatización de los controles fronterizos».

También habría explicado a la fiscalía que fue presionado en entre 2002 y 2003 para pagar otros u$s 27 millones que serían depositados en una cuenta en Suiza con el objetivo de reavivar el contrato por la digitalización de los DNI, que había sido anulado por el gobierno de De la Rúa.

El proyecto de digitalización de los DNI fue adjudicado a Siemens el anteúltimo año del gobierno de Menem.

En la Argentina también existeuna causa -que no ha avanzado mucho-, que lleva adelante el juez Ariel Lijo, donde se investiga si existieron coimas en torno al contrato de los DNI con Siemens AG y especialmente si la licitación fue digitada a favor de la alemana.

Dejá tu comentario