Grassi se negará a ser fotografiado en pericia médica

Judiciales

El sacerdote Julio César Grassi, acusado de abuso sexual y corrupción de menores, dijo hoy que se negará a ser fotografiado durante la pericia médica que se le hará a pedido de la querella.

Antes de ingresar a los tribunales de Morón, Grassi manifestó que se negará a realizarse la pericia "si me quieren sacar fotos", tal como "lo solicitó el abogado querellante Juan Pablo Gallego", a través de un recurso ante el tribunal.

El acusado afirmó que "sólo Dios me perdona cada día, pero no de los pecados que se me imputan porque no los cometí" y se mostró confiado con el peritaje médico que se le realiza, aunque aclaró que "a nadie le puede caer bien, y menos a mí, el tener que demostrar algo que, digamos, no es".

La pericia médica sobre el cuerpo del sacerdote fue pedido por Gallego, que representa al Comité Argentino de Seguimiento y Aplicación de la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño (CASACIDN), para constatar la veracidad de los dichos de los denunciantes.

No obstante, Gallego explicó que solicitó al tribunal que se especifique cómo "quedará registrada la pericia, como ocurre en otros casos".

Los magistrados que integran el Tribunal Oral en lo Criminal 1 de Morón sólo autorizaron la presencia del médico oficial y los de parte, pero no permitirán que se fotografíe ni se filme el procedimiento y tampoco autorizaron la presencia de los abogados en el lugar, informaron fuentes judiciales.

Por otra parte, para el lunes venidero está prevista la realización de un peritaje al denunciante Gabriel para conocer su escritura, ya que hubo dudas respecto a una carta que la presunta víctima no aseguró que era suya, por lo que tampoco habrá audiencias, las cuales se retomarán el martes próximo.

Dejá tu comentario