Grave: criminales sueltos por Justicia muy permisiva

Judiciales

Se llama Juan José Pagnotta y está acusado de asesinar al empresario Daniel Bogani, acribillado a balazos en la puerta de su casa al salir en defensa de una de sus hijas que fue tomada como rehén.

«Juancito», como le dicen en su barrio, tiene 20 años y dos antecedentes por homicidio. Había sido procesado por la Justicia de menores. La fiscal que lo dejó libre es Rita Bustamante, la misma que le recomendó al padre Julio César Grassi leer «El Proceso» de Kafka, es decir, resignarse a ser condenado sin saber nunca por qué.

Pagnotta también fue detenido por el crimen de otro comerciante Eduardo Angiono ocurrido en abril de 2003, pero no fue preso porque -según se afirma- los familiares no lo identificaron en una rueda de reconocimiento. La fiscal Rita Bustamante habría decidido, entonces, dejarlo en libertad.

En rigor, es poco probable que alguien se anime a reconocer al que mató a un familiar suyo, sobre todo porque en las actas constan los nombres y apellidos de los «acusadores», su dirección y su teléfono. Para colmo, esa familia ya era amenazada por cómplices de Pagnotta. También tiene en su haber el asesinato de
Mario Alejandro Medina.

Lo grave aquí es que si bien se sabía de la peligrosidad del joven delincuente y sus antecedentes, nada se hizo para impedir que volviera a matar. El mismo y controvertido fiscal general
Federico Nievas Woodgate admitió ayer que Pagnotta es «una persona de reconocida peligrosidad». El jefe de los fiscales de Morón detalló que pese a ser muy joven, «tiene muy graves delitos en su haber desde su época de menor». Por qué, entonces, no permaneció en algún instituto que le impidiera continuar en la ruta del crimen, se preguntaban ayer los vecinos de Castelar.

Todo es parte de la poca severidad con la que actúan los jueces y de las leyes «flexibles» que fueron sancionadas por el Congreso. Por caso, vale señalar que gracias a la ley del 2 x 1
quince mil presos quedaron libres en los últimos 10 años. De esa cifra, entre 75% y 80% reincidió.

Hay legisladores que quieren terminar con estos beneficios y eliminar las salidas anticipadas o la libertad condicional. Además, proponen que se sumen las penas sin límites, y que se aplique la prisión o reclusión perpetua para el abuso sexual seguido de homicidio. Conocen que algunos jueces son propensos a sacarse a los presos de encima. Algunas de estas cuestiones fueron presentadas en la Cámara de Diputados por el legislador Jorge Casanovas, que hizo un minucioso informe que muestra cómo ex convictos salen de la cárcel anticipadamente para volver a delinquir.

• Uno de los bendecidos por la legislación fue
Carlos Rainieri, un ex convicto que fue ultimado en la sangrienta toma de rehenes ocurrida en La Paternal. Rainieri tenía una condena que le impedía estar en la libertad transitoria que le dispuso la Cámara de La Plata. La Junta de Calificaciones del Servicio Penitenciario había dicho que era peligroso; igualmente se le permitió salir y nunca volvió.

• Un informe del Servicio Penitenciario es elocuente y a la vez un claro referente: de 19 presos peligrosos que fueron beneficiados con medidas que les permitían recuperar su libertad,
cuatro murieron en enfrentamientos con la Policía y siete participaron en robos graves. El resto, nunca volvió.

• Otro caso emblemático: los asaltantes de Aguas Argentinas -en 2000-, que fueron condenados a 19 y 12 años de prisión.
Carlos «Fosforito» Iturre está en condiciones de salir en libertad. Lleva cuatro años preso, pero por la ley del 2 x 1 se le computan seis, es decir, tiene la mitad de la pena cumplida. Iturre y sus cómplices entraron a robar matando. Tenían fusiles automáticos, ametralladoras y chalecos antibalas. Asesinaron a dos custodios, a un policía de la Federal y al jardinero. El asaltante que se suicidó, Juan Isidro Díaz Roldán, tenía libertad asistida otorgada por los camaristas de San Isidro Raúl Borrino y Cecilia Vázquez. A ambos les pidieron el juicio político, pero no prosperó.

• Fabián Tablado, el joven condenado a 24 años de cárcel por asesinar a su novia, Carolina Aló, podría obtener el beneficio de salidas transitorias en forma inminente. La Sala III de la Cámara de Apelaciones y Garantías de San Isidro, en diciembre pasado, le redujo la pena cerca de 30 meses.

• El «Nene» Sánchez violó y mató a dos niñas en Avellaneda. Tenía que estar preso, sin embargo gozaba de libertad.

• Mario Sayago estuvo 19 años en prisión por violación. A los seis días de estar en libertad mató a una nena de 7 años.

Dejá tu comentario