Hasta el sepulturero irá a homenaje a Evita

Judiciales

Dos lápidas de mármol recordarán a Eva Perón en el cementerio de Milán, que guardó sus restos con el nombre falso de María Maggi de Magistris entre 1957 y 1971. Las dos serán de mármol negro. Una tendrá su perfil y la otra un texto de su pluma que dice: «La noche toca a su término y la aurora está próxima. El día del pueblo está por nacer entre nosotros. Llegará, aunque sea envuelto en sangre y dolor, pero llegará».

La ceremonia tendrá, tal vez, tanta irrealidad como el sepelio clandestino de Evita en Italia. Allí fue llevada por orden del gobierno de la Revolución Libertadora, en una operación de inteligencia que contó con la complicidad del Vaticano gracias a las gestiones del sacerdote Francisco Rotger, de la compañía de San Pablo. El cadáver de la mujer de Juan Perón llegó a Milán como María de Magistris, una italiana nacida en Dalmine, Bergamo, y fallecida en un accidente de autos en Rosario, en 1951. Lo acompañaría su falso viudo, Giorgio Magistris, un oficial de Inteligencia llamado Hamilton Díaz. Los restos fueron enterrados en la tumba 41 del campo 86 del cementerio en el que mañana se la recordará.

Para el homenaje estarán Julio Galera, en nombre del «sindaco» de Milán. El embajador argentino Vittorio Tacetti y su esposa, Martha Nesta, representante del Instituto de Investigaciones-Históricas Eva Perón. Hablarán historiadores. Armando Puente se referirá a «Eva en Europa», aludiendo a su viaje al Viejo Mundo y a su trajinar, ya muerta, por Italia y España. Marco Antonio Rossi, un estudiante ítalo-chileno hablará de la unidad latinoamericana a partir del viaje de Perón y su esposa a Chile.

• Representaciones

Habrá, además, todo tipo de representaciones. Desde Marisa Orsi, la secretaria para la Fundación para la Paz y la Amistad entre los Pueblos, que dirige el controvertido Mario Rotundo, quien cerrará la lista de oradores; hasta un delegado de los ex combatientes de Malvinas y la cantante Rita Pavone (famosísima en los '60 y célebrepor su clásico «Il ballo del mattone», que tradujo y divulgó entre nosotros Violeta Rivas). Estarán también representantes diplomáticos de República Dominicana, de Uruguay, de la Orden de Malta y hasta de los «alpini», fuerzas a las que estuvo incorporado Perón en 1938 y 1939, durante su permanencia de joven oficial del ejército en la Italia del fascismo. Habrá adhesiones del presidente Carlo Ciampi y también del titular de las 62 Organizaciones, Jerónimo «Momo» Venegas. No será lo más llamativo: también estará en el homenaje del Padre Madurini, encargado personal de la conservación de la tumba durante los 14 años en que el cuerpo de Evita permaneció en ese camposanto.

Dejá tu comentario