13 de noviembre 2008 - 00:00

Hay siete nuevos detenidos por ruta de la efedrina

Allanaron la quinta del empresario Hernán de Carli en la localidad de General Rodríguez.
Allanaron la quinta del empresario Hernán de Carli en la localidad de General Rodríguez.
Una funcionaria comunal, un policía bonaerense, un ex guardiacárcel y otras cuatro personas fueron detenidas ayer en una serie de allanamientos, uno de ellos realizado en una quinta de General Rodríguez, en la causa por el tráfico de efedrina para elaborar drogas sintéticas.

En tanto, el dueño de la casa, al que la Policía identificó como el empresario Hernán de Carli, se encuentra prófugo, ya que aparentemente viajó a Miami.

Según informaron fuentes policiales, también quedaron demoradas otras cuatro personas, todas por resistencia a la autoridad, al igual que el efectivo del Servicio Penitenciario Bonaerense.

Los procedimientos fueron ordenados por el juez federal de Campana Federico Faggionato Márquez, que lleva adelante una causa por infracción a la ley de drogas, iniciada el 18 de julio, cuando se desmanteló un laboratorio de metanfetaminas en una casaquinta de Ingeniero Maschwitz.

  • Testigo

    También estuvieron presentes en el lugar investigadores de la fiscalía de Mercedes, que tiene a su cargo los crímenes de los jóvenes empresarios Damián Ferrón, Sebastián Forza y Leopoldo Bina, vinculado directa o indirectamente a la venta del mencionado precursor químico.

    Todos los procedimientos se llevaron a cabo a partir de la declaración de un testigo de identidad reservada, quien relacionó al menos al policía detenido ayer a la madrugada con el triple crimen y el tráfico ilegal de efedrina.

    Según este testimonio, el efectivo -identificado como Darío Atrío, jefe de calle de la comisaría de General Rodríguezfue visto doce horas antes en el lugar donde fueron hallados los cadáveres de los empresarios, «moviendo algo» junto a una camioneta Ram color negro.

    Dentro del vehículo, que fue hallado ayer a la madrugada dentro de la mansión de Hernán de Carli, se encontró una credencial de la agencia antidrogas de los Estados Unidos (DEA) y un chaleco del grupo especial SWAT, de la policía del mismo país.

  • Reuniones

    El dueño de la mansión de General Rodríguez allanada en la causa por la ruta de la efedrina estuvo hace dos meses en Clorinda, Formosa, y en un breve viaje que hizo al Paraguay se identificó como un «hombre de la DEA» al pasar por el puesto de control de la frontera.

    Siempre según el testimonio, este empresario de 35 años tuvo por lo menos tres reuniones con Leopoldo Bina y el mexicano Rodrigo Rodríguez, catalogado como el «jefe de jefes» de la narcobanda desbaratada.

    En tanto, la funcionaria municipal Cristina Otero, otra de las personas detenidas ayer, está acusada de «infracción a la ley de drogas», ya que habría sido intermediaria de Juan Manuel Poggi, el ex empleado del municipio de General Rodríguez encarcelado desde hace dos meses por alquilar un depósito para el almacenamiento de tambores con efedrina.

    La misma acusación cayó sobre el policía bonaerense aprehendido ayer, mientras que los otros cinco apresados, tres parientes del empresario prófugo, un amigo de la familia y un custodio, fueron detenidos por « resistencia a la autoridad».
  • Dejá tu comentario