Intenta gobierno "pegar" los casos López y Ianonne

Judiciales

A medida que transcurren los días, las investigaciones por el secuestro de Hernán Ianonne adquieren ribetes sorprendentes. Ahora apareció en la escena la «pista bonaerense» para explicar el móvil del secuestro del joven de José C. Paz. El estudiante de 21 años fue secuestrado el 16 de noviembre pasado y liberado 26 días después previo pago de un rescate de aproximadamente 300 mil pesos.

Según la teoría, la banda que mantuvo en cautiverio a Hernán estaría integrada por ex policías bonaerenses que fueron exonerados de la fuerza. La revelación busca apartarse de las denuncias lanzadas por Juan Carlos Blumberg que vincula el rapto del joven con una supuesta venganza de una organización de narcotraficantes. Los investigadores no creen en esta hipótesis.

La posibilidad de que ex policías de la Bonaerense estén involucrados en el caso apareció con la detención de Juan Salvador Jorge, conocido como «El Loco», también despedido de la Policía Bonaerense durante 1997 por torturas.

Los detectives de Asuntos Internos de la Policía comenzaron a evaluar algunos legajos de los «Patas Negras» echados de la fuerza cuando León Arslanian tomó el control del Ministerio de Seguridad bonaerense y puso en marcha la «depuración» policial.

  • Objetivo

    Quienes arriesgan esta tesis imaginan que el secuestro de Ianonne y el del albañil Jorge Julio López (desaparecido hace tres meses) tienen como finalidad entorpecer el último año de gestión de Felipe Solá. Y generar una escalada de inseguridad de magnitud que pueda golpear el corazón de la Casa Rosada.

    Sobre López, el gobierno no tiene una sola pista. Sólo mantiene la esperanza de que aparezca vivo aunque para Arslanian esa posibilidad haya disminuido.

    Mientras toma cuerpo la teoría conspirativa, Felipe Solá sigue protestando contra Blumberg. Primero porque el ingeniero difundió el secuestro de Ianonne y luego porque el padre de Axel se encargó de difundir la versión del tío del joven, asegurando que policías de la departamental de José C. Paz habían intentado quedarse con 47 mil pesos de los 300 mil destinados al pago del rescate del joven.

    El tío de Ianonne, Miguel Estete, permaneció detenido dos días por un supuesto falso testimonio. El fiscal federal Paul Starc lo sometió a un careo con su hermana Susana (madre de Hernán) y el hombre consideró que pudo haber malinterpretado lo ocurrido con los 47 mil pesos. Antes había dicho que policías habían intentado hacer una quita por ese monto total de $ 300 mil que se pagó a los secuestradores.

  • Desafectados

    Por ese episodio el viernes pasado, dos jefes policiales fueron desafectados de la fuerza, lo que no significa que hayan sido exonerados, hasta tanto la Justicia y Asuntos Internos terminen de aclarar si efectivamente ocurrió lo que denunció Blumberg y si ellos tuvieron algún grado de participación.

    La otra pata de la investigación está centrada en el entorno municipal de José C. Paz a un posible entregador de la víctima. Según los pesquisas, los captores contaban con información precisa sobre los movimientos económicos de la familia.

    Trascendidos judiciales sostienen que el fiscal Starc tendría intenciones de analizar «todos los contratos entre la Municipalidad de José C. Paz y las madereras que posee la familia Ianonne», ya que de allí pudo partir la información para lograr la captura del muchacho.

    También despertó curiosidad en los investigadores un dato aportado en la causa, tras la liberación del joven. En los 26 días de cautiverio Hernán no habría estado con los ojos vendados ni con una capucha en su cara. Fuentes judiciales, aseguran que sus carceleros cada vez que entraban en la habitación donde estaba recluido le ordenaban cerrar los ojos y ponerse de cara hacia la pared.
  • Dejá tu comentario