1 de abril 2002 - 00:00

Juez Bergés ahora contra el Central

La insólita causa por presunta defraudación a ahorristas con el «corralito» que investiga el polémico juez de instrucción Mariano Bergés entrará el martes en una nueva etapa, ya que el magistrado comenzará a escuchar a inspectores del Banco Central.

Tras concluir la ronda de declaraciones indagatorias a directivos de seis bancos investigados, el magistrado ingresará en el terreno de la fiscalización del Central, aunque en su juzgado se descuenta que finalmente la causa será derivada al fuero federal.

Si bien para el 3 de abril está convocada a declaración indagatoria la directora del Banco Río, Ana Botín, en el juzgado de Bergés dudan de que la ejecutiva responda al llamado ya que está en España y con su citación apelada ante la Cámara del Crimen.

Bergés ya escuchó en su despacho a una decena de altos directivos de seis bancos, a quienes prohibió en febrero pasado la salida del país luego de imputarles presuntas maniobras irregulares de las entidades a las que pertenecen con el dinero de ahorristas.

Sin embargo, y pese a los fuertes cuestionamientos sobre la forma en que lleva la investigación, el juez no quiere dejar la causa sin llamar a declarar a otros seis banqueros. Hasta ahora su investigación por posibles fraudes -que acumula 17 cuerpos- abarca únicamente siete entidades: Río, Citibank, Scotiabank, BankBoston, Galicia, Francés y Sudameris.

En ese marco, Bergés ya escuchó explicaciones de Eduardo Escasany y Antonio Garcés, del Galicia; de Alan Mac Donald y William Sutton, del ScotiaBank; de Manuel Sacerdote y Víctor Zerbino, del BankBoston; de Luis Cristofani, del Banco Río, y de José María Dagnino Pastore y Carlos González Taboada, del Sudameris.

Dejá tu comentario