Justicia resolvió regreso de Carrascosa a prisión

Judiciales

Carlos Carrascosa podría volver a la cárcel para cumplir la prisión preventiva. Lo resolvió ayer la Justicia de San Isidro, aunque todo depende ahora del juez de Garantías de la causa, Diego Barroetaveña, quien deberá decidir si arresta al viudo o si lo deja libre hasta que su defensa apele el fallo.

En una resolución de ocho carillas, los integrantes de la Sala I de la Cámara de Apelaciones y Garantías de San Isidro dispusieron el nuevo arresto del viudo, acusado de ser quien efectuó los seis disparos que mataron a su esposa, María Marta García Belsunce, el 27 de octubre último.

•Resolución

Sin embargo, la decisión de que Carrascosa vuelva o no a prisión en las próximas horas está en manos de Barroetaveña, el mismo que el 23 de mayo último lo benefició morigerándole la prisión preventiva, lo que le permitió salir de la cárcel, previo pago de 100 mil pesos.

Barroetaveña deberá decidir esta situación, ya que la Cámara dispuso «revocar el auto que resolvió morigerar los efectos de la prisión preventiva, debiendo el señor juez dictaminar lo que estime pertinente», dice el fallo. En otras palabras, esto quiere decir que la instrumentación del fallo queda a criterio del magistrado de primera instancia.

•Aclaración

Además, los propios abogados de Carrascosa, José Licinio Scelzi y Marcelo Nardi, coincidieron en que el arresto quedó «en suspenso», ya que presentaron un escrito ante el juez adelantando que apelarán el fallo en los próximos 20 días.

De ser así, Carrascosa recién volverá a prisión cuando el fallo de los camaristas
Fernando Maroto y Emilio Rodríguez Mainz sea confirmado por la Cámara de Casación bonaerense, ante quien la defensa del viudo presentará la apelación.

•Apelaciones

Los abogados de Carrascosa adelantaron que no sólo acudirán a Casación, sino que además reservaron el derecho de acudir a la Suprema Corte bonaerense y, de ser necesario, a la Corte Suprema de la Nación.

De todas maneras, cabe destacar que el fallo que revoca la morigeración de la prisión preventiva del viudo es una muestra de apoyo contundente al fiscal de la causa,
Diego Molina Pico, quien apeló la libertad de Carrascosa el 30 de mayo pasado.

El fallo, en uno de sus párrafos aclara que se deben tener en cuenta «no sólo la fuga probable del procesado, sino el peligro de entorpecimiento de la investigación». También, consideraron «la gravísima imputación que hay sobre su persona», por el delito de homicidio calificado por el vínculo, que prevé la pena máxima del Código Penal: reclusión perpetua.

Según resaltó el camarista Maroto, «el delito que se le imputa a Carrascosa es una de las justificadas excepciones al principio de libertad durante el proceso». Además, los integrantes de la Sala I no pasaron inadvertida la conducta del juez Barroetaveña, quien una semana antes de aceptar la morigeración de la prisión preventiva del viudo a cambio de una caución real de 100 mil pesos había dispuesto justamente su arresto preventivo por considerar que el delito que se le imputaba es muy grave.

Carrascosa es, por el momento, la única persona acusada por el homicidio, mientras que en una causa paralela hay otras ocho, entre ellas familiares y vecinos de la víctima, procesados por encubrimiento.

Todos ellos, al igual que el viudo, deberán sacarse sangre para comparar sus patrones genéticos con los de manchas sanguíneas halladas en la escena del crimen que, según los estudios, pertenecen a dos hombres y una mujer, además de la víctima.

Dejá tu comentario